Historia de la Ruta del Cares

Foro general de Picos de Europa. Informaciones, preguntas,...de todo un poco.
Reglas del Foro
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas. Evitemos mensajes y argumentaciones repetitivos o ya expuestos y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Alberto
Mensajes: 3610
Registrado: Mié Nov 06, 2002 5:31 pm
Ubicación: BULNES - GIJON
Contactar:

Historia de la Ruta del Cares

Mensaje por Alberto » Mar Dic 13, 2005 10:17 am

No debería de quedarse al margen de los actuales estudios monográficos que se están llevando a cabo en este foro, un lugar emblemático conocido nacional e internacionalmente, quizás la ruta senderista mas visitada de este país y al tiempo un lugar lleno de historia y tradiciones como es la Ruta del Cares.

Me parece de una absoluta indignidad y abandono que aún hoy en día y con los muchos miles de personas que circulan por esta ruta, los gestores del Parque Nacional no hallan tenido en consideración el poner un panel explicativo a la entrada de la misma (Caín o Poncebos) informando sobre la historia de esta obra extraordinaria y recordando a los hombres que participaron en la misma. Sea este pues, un pequeño homenaje a los mismos.

Contamos en este foro con la inestimable contribución de un historiador de la zona como es Paco Ballesteros, el cual podrá aportar muchos más datos de los que yo intentaré a continuación:

“La Garganta del Cares fue llamada la Garganta Divina por Diego Quiroga y Losada, Marqués de Santa María del Villar, en la que para ver el cielo hay que mirar perpendicularmente hacia arriba, tal es lo cerrado del paso”.

La Ruta del Cares forma parte en su historia de un vínculo íntimamente ligado entre lo que constituye la Canal y la propia Senda.

La Canal o El Canal del Cares, tiene como fin el transportar las aguas desde Caín hasta Camarmeña a través de 71 túneles para transformar posteriormente la fuerza de su caída en energía eléctrica en la central eléctrica de Poncebos. Su construcción se llevó a cabo entre los años 1916 y 1921.

La Senda del Cares, Ruta del Cares o Garganta Divina (de estos tres modos es conocida) aunque tuvo trazados mucho mas antiguos al actualmente conocido y de una gran dificultad y peligrosidad, en la actualidad es recorrida todos los años por miles y miles de personas. La finalidad de su construcción, entre 1945 y 1950, vino derivada del mantenimiento y limpieza del Canal anteriormente realizado. Gracias a esta senda, los habitantes de Caín que no gozaban de carretera por entonces, pudieron servirse de esta ruta para comerciar con el concejo de Cabrales pudiendo transportar sus pertrechos mucho más fácilmente a través de este camino.

Para Matías Díez Alonso “la Garganta Divina es como un esófago que traga durante once kilómetros el torrente acuífero de Valdeón. El desfiladero es un espectáculo geológico de continuo asombro, como una inmensa nave de grandiosa catedral que tuviera por bóveda el azul del firmamento y por columnas los grandes farallones calizos que, ora se elevan a las alturas, ora se hunden en el agua cantarina del Cares.”

Igualmente Segundo Casares dice:

No existen desfiladeros
ni gargantas naturales
que ofrezcan mayor belleza
que la Garganta del Cares.


Historia:

El Canal del Cares:

Decíamos al principio que el fin de la construcción del Canal del Cares se debió a la captación de aguas entre Caín y Camarmeña a fin de generar energía eléctrica en la central Electra de Viesgo en Poncebos tras sus 230 m. de desnivel.

Fue esta una obra realmente faraónica en la que el hombre debió de poner de su parte no solamente la inteligencia sino la más férrea voluntad para poder enfrentarse y dominar a la Naturaleza (con mayúsculas, adrede).

Ya en 1912 hubo un viejo proyecto de aprovechar aguas de los ríos Cares, Duje y Tejo. De estos dos últimos se pretendía subir el agua a Camarmeña por un sifón y aunque la Electra de Viesgo llegó a obtener el permiso de obras nunca llegó a realizarse este proyecto. Hasta el pasado mes de octubre aún podían verse restos de una presa en el río Tejo, en la zona conocida como Colines de Abajo, que fueron destruidos en ese mes como consecuencia de una fuerte riada. Esta presa formó parte del proyecto antes mencionado.

No es hasta noviembre de 1916 cuando la empresa acomete el inicio de las obras por la zona de Caín. La idea inicial era construir un solo túnel entre Caín y Camarmeña (11 kms.) pero los problemas técnicos que de este túnel se derivan como es la ventilación y evacuación de escombros, dieron al traste con la idea inicial para llegar a la conclusión de que es mejor el construir más túneles y partes descubiertas del canal.
Dirige las obras el ingeniero D. Manuel Ocharán (en Caín hay una calle con su nombre donde están ubicados la mayor parte de los establecimientos públicos del pueblo) que “trabaja sin plan detallado ni nada; un topógrafo llamado D. Primo, y varios encargados son los que llevan adelante las labores.”

En 1.917, el joven de 20 años, D. Mariano Zubizarreta Rodrigo, con la recién terminada carrera de Perito Industrial se incorpora a la dirección de las obras en las que sustituye al ingeniero y topógrafo antes mencionados. Dura prueba la que le correspondía a este recién titulado.

Las obras se realizan a mano, con maza y punteros y disparando con mecha. Solamente se utiliza compresor en el túnel de Los Collaos que se convertirá en el más largo de todos los trazados, con un kilómetro de longitud.

En esta ingente obra trabajan más de 500 obreros de todas partes, la mayoría gallegos e incluso portugueses que serán fundamentalmente barrenistas. También trabajarán gentes de la zona pero que en verano se dedicarán a las faenas del campo.

Los obreros vivirían donde podían: en los propios túneles, en cuevas (como la de Culiembro) donde dormían y cocinaban. Igualmente se construyeron barracones. Los materiales se transportaban con barcazas por el propio canal. El tramo más difícil parece ser que fue el comprendido entre La Covona y el puente Bolín.
Durante las obras murieron por accidente 11 personas.

En otoño de 1918 una nevada dejó incomunicados a 400 obreros en Caín que vieron escasear sus provisiones de alimentos. Quedan incomunicados con Valdeón a causa del mal tiempo y deciden trasladarse hasta Los Collaos donde existen barracones (aún pueden verse las ruinas de los mismo) llenos de alimentos.
Salen de camino a las 5 de la mañana iluminados con candiles y guiados por los nativos de la zona. Imaginaros el camino de entonces.
En un momento determinado de su ruta sienten un estruendo y quedan paralizados al oír posteriormente un atronador ruido. La noche se les está echando encima pero tienen que continuar. Es entonces cuando se encuentran con un caos de rocas, troncos de árboles y toneladas de nieve procedentes de un alud que había caído por la canal de Estorez y que les cierra el paso. Pero continúan hasta llegar a los ansiados depósitos de alimentos en Los Collaos.

Desgraciadamente estas obras tuvieron también su parte negativa en la destrucción del antiguo puente medieval de Poncebos y en la desaparición de la capilla de San Julián de Culiembro (1918). Igualmente y según dice Mariano Zubizarreta en su libro: Obras de titanes:

“en la Canal de Trea estaba el mayor bosque de nogales que existía en Europa, que se extendía por la vertiente del Macizo Occidental de los Picos de Europa al río Carees. A raíz de la entrada en funcionamiento de la canal, este bosque fue brutalmente explotado, ya que aprovechaban las aguas del canal para llevar flotando la madera hasta Camarmeña, desde donde la lanzaban cuesta abajo hasta Poncebos”

El Canal terminó de construirse en septiembre de 1.921 y un año después la central de Poncebos empezó a producir energía.

Quedaron varios barracones construidos por entonces, pero llegaron a desaparecer la mayoría de ellos cuando se construyó la senda al utilizar la piedra de los mismos para esta última.


Datos técnicos de la canal

• Longitud Caín – Camarmeña: 11 kilómetros.
• Desnivel: 1 por mil.
• Túneles: Existen 71 y el más largo es el de Los Collaos, de 1 klm. de longitud y que no tiene trazado en línea recta, sino que sigue tangente a la superficie del terreno para buscar bocas de ventilación y poder verter los escombros al construirlo.
• Altura media de los túneles: 2,5 klms.
• Caudal (en tiempo de buenas aguas): 12 metros cúbicos por segundo.
• Desnivel Camarmeña – Poncebos: 230 m.
• Producción energética de la Central: 12.000 kilovatios. Hora.

A lo largo de la senda del Cares pueden observarse una serie de números en los muros del canal. Su razón es la de señalizar los sitios descubiertos del mismo a fin de localizar fácilmente los lugares a la hora de reparaciones o limpiezas.

La Senda del Cares

Actualmente la gente nos pregunta:

- ¿Cuánto tiempo lleva hacer la Senda del Cares entre Poncebos y Caín?
- Tres horines, amigo.

Pero… ¿Y entonces? ¿Cuántas horas se echaban entonces y por dónde?

Manuel Campillo Noriega (natural de Bulnes) fue obrero en la construcción del canal para posteriormente trazar y dirigir las obras de la construcción de la senda. Dice:


"Hasta el año 1917 no existió ruta alguna que uniera León con Asturias por la Garganta del Cares”

Pero los cainejos siempre tuvieron pasos preparados por esta zona para dedicarse al pastoreo e incluso para su contacto con los pueblos de Cabrales.

Desde 1927 a 1931 se abre la “antigua senda”. Entre 1945 y 1950 se construye la senda actual.

La antigua senda, de la cual pueden verse restos aún hoy en día en algunos de los tramos de la Garganta era de gran peligrosidad y en algunas partes del recorrido el trayecto iba por encima del mismo muro de la canal e incluso por el interior de los túneles arrastrándose sobre tablones que se colocaban de un muro lateral a otro. ¡¡¡…!!!

“En 1931 se realizan unas obras de mucha consideración en la anterior senda y deja de ser tan peligrosa, a la vez que se acorta en mucho su recorrido. Por esta nueva senda sólo se necesita ocho horas para salvar la distancia entre Poncebos y Caín” dice Campillo.

Aquella “mala senda” sigue siendo durísima y peligrosa. ¡Qué subidas y bajadas! ¡Qué vértigos y dificultades! Ha sido testigo mudo del paso de muchos cainejos con 50 o más kilos de queso, patatas, etc. a la espalda, camino del mercado de Carreña o de Arenas en Cabrales.

La construcción de la nueva Senda del Cares

Tras la construcción del canal, la empresa Electra de Viesgo se da cuenta de que la carencia de un camino próximo al canal impide el mantenimiento y limpieza del mismo.

Así en 1945 D. Eugenio Guayar, ingeniero de la Viesgo, cita a Manuel Campillo Noriega en Caín y parten hacia Poncebos en compañía del ayudante del ingeniero: D. José Arroytajáuregui. Cuando se encuentran comiendo en La Viña D. Eugenio dice dirigiéndose a su ayudante:

- Pepe, en cuanto llegues a Santander proporcionas a Campillo el material que necesite.

Y a Campillo le dice:

- Usted, Campillo, me construye una senda lo más paralela al canal y que tenga de metro y medio a dos metros de ancha.

Campillo le solicita que se la traze, pero la respuesta del ingeniero es clara:
- Usted que conoce bien el terreno, trazará y llevará a feliz término la obra.

Comienzan los trabajos en Caín el 12 de septiembre de 1945 y se terminan en junio de 1950. Picos y dinamita serán las herramientas básicas. Los obreros deberán de descolgarse con cuerdas, poner las cargas de dinamita y volver a subir por las cuerdas antes de la explosión. Y otra vez para abajo…

Desde Caín hasta unos 7 klms. en dirección a Poncebos, toda la senda fue hecha prácticamente a mano, el resto se hizo con la ayuda de un compresor que la Viesgo se empecinó en enviar en 1947 a pesar de la negativa de Campillo. Constituyó una odisea el llevar esa máquina, de tres toneladas de peso y con ruedas de hierro, por la antigua senda. Cada poco se estropeaba aunque llegó a realizar una excelente labor.

Del Puente de Bolín, cuenta Campillo:

-Fue muy difícil; tuvimos que cortar la madera a mano; usábamos cable de 35 mms. de sección, pero los anclajes se salían y teníamos un abismo de 60 m. Ahora que lo contamos parece fácil, pero fue una obra inmensa. En muchos tramos mandaba a los obreros que se atasen con cuerdas.

Nunca trabajaron más de 45 obreros, casi todos de Caín, Valdeón y Cabrales. Hubo dos accidentes mortales uno por caída de piedra y otro por un mal pisar y caerse al precipicio.

Leoncio Cuevas, natural de Caín donde sigue viviendo dice:

- Recuerdo que comencé de pinche y mi misión era llevar los punteros y las barrenas al herrero. Sin tener la edad correspondiente me pusieron la categoría de peón. Ganábamos todo un capital: 600 Pts. al mes.

Justamente hoy, hablando con Eduardo que vive en Bárcena (Poncebos) me decía que había trabajado en esta obra y su labor consistía en picar piedra por lo que cobraba 1,75 Pts./h. a la par que los barrenistas (que eran los que mas cobraban) tenían un sueldo de 1,90 Pts./h.

Dice Campillo también:

- “Recuerdo que un día, uno de los tajos nos daba mucha guerra, observé que la roca estaba partida y que podía desprenderse. Ordené a los obreros que no se quedasen allí, que salieran del tajo. Marché a comer, pero la preocupación me hizo volver sin haber probado bocado; al llegar comprobé que los obreros seguían debajo de la roca. Los reñí y les hice salir del lugar. No había pasado ni un minuto cuando la mole de roca se vino abajo. Pudo haber sido una catástrofe”.

DATOS DE INTERES:

El recorrido actualmente de la Ruta del Cares entre Poncebos y Caín o viceversa, tiene un recorrido de 11 kms. que puede efectuarse en 3 horas de camino.
Hay servicios de bar, restaurante y habitaciones en ambas poblaciones.
Está prohibida la circulación de bicicletas por la Ruta.
Este recorrido puede realizarse en cualquier época del año y se debe de tener precaución con la posible caída de piedras, sobre manera en días de fuertes lluvias o vientos, igualmente hay que tener cuidado con las que puede tirar el ganado que se encuentra por la zona.
Es conveniente ir siempre pegado a la pared.
El agua de la canal no es potable.
Hay una fuente de agua potable en Culiembro tras la casa que se encuentra justamente en la senda.
Ni que decir tiene, que todo el mundo debe de ser sumamente cuidadoso con el entorno y no se deben de tirar ningún tipo de basuras en lugares como este que son patrimonio de la humanidad. Igualmente la naturaleza en este lugar y otros, por desgracia se encuentra últimamente sometida al griterío de una masa humana harto desconsiderada con el medio natural que no sólo vocifera indiscriminadamente sino también, que se dedica a tirar piedras desde las alturas con el indudable riesgo que puede acarrear para los pescadores o montañeros que circulan por las orillas del río en la parte baja de la senda.

SERVICIOS UTILES EN LA ZONA:

Caín:

*Bar Picos de Europa: Telef. 987.740.501 Dispone de emisora para contactar con refugios.
*Hostal – Restaurante La Ruta: Telef. 987.742.702 A su vez tienen el Albergue: El Diablo de la Peña.
* Hostal – Restaurante Casa Cuevas: Telef. 987.742.720
* Hostal – Restaurante Posada del Montañero: Telef. 987.742.711

Poncebos:

* Hotel – Restaurante La Garganta del Cares: Telef. 985.846.463
* Hotel Mirador de Cabrales: Telef. 985.846.673
* Restaurante El Tresnar: Telef. 985.846.699
* Hotel Poncebos: Telef. 985.846.447

Camarmeña:
* Bar - Restaurante "La Fuentina" Telf. 985.846. 426
* Bar - Restaurante "Casa Lobeto"
(Ambos con excelentes vistas sobre El Picu (Naranjo de Bulnes)




Bibliografía sobre la zona:

• La Garganta del Cares. Otros caminos y las cumbres.
Francisco Ballesteros Villar. Ediciones Nobel.
• La Garganta del Cares y sus caminos.
Francisco Ballesteros Villar. Ediciones Nobel
• El Cares. Río, Sendas, Canales y Garganta.
Santiago Morán y Ramón Lozano. Ediciones Lancia S.A.
• En Torno a la Peña Santa.
Guillermo Mañana Vázquez. Edita: Caja Asturias.
• Obras de Titanes. Construcción del Canal Caín-Camarmeña y de la Senda del Cares.
Mariano Zubizarreta Gavito. Impreso por Asturgraf.

Ya podéis empezar a colgar fotos, espero que pueda salir alguna antigua y bonita.
Última edición por Alberto el Mar Dic 13, 2005 11:29 am, editado 1 vez en total.
alberto rodríguez montes
www.casadelchiflon.com

Avatar de Usuario
Eneas.
Mensajes: 2483
Registrado: Mié Oct 05, 2005 3:58 pm
Ubicación: La Ribera

Mensaje por Eneas. » Mar Dic 13, 2005 11:28 am

Interesantísimo texto sobre "La ruta" por excelencia.

Sin duda las mejores aportaciones a este Foro vienen de "Los tres Tenores" que nos dan lecciones cada día y nunca desafinan. El otro día cité a los otros dos y deje en el tintero (imperdonable olvido) al decano. Pero creo que ya sabes que cuentas con mi admiración y mi respeto, estimado Alberto. Siempre nos enseñas. Lo que pasa es que a algunos nos cuesta aprender.

Este verano volví a la ruta del Cares después de veinticinco años. Me acompañaban mi mujer y mis dos hijos. Desgraciadamente no comparten mi afición por la montaña. Era la primera vez que compartiamos una excursión tan larga. Yo, naturalmente, estaba contentísimo. Por volver al Cares después de tantos años y por sentirme en compañia de mi familia haciendo lo que más me gusta. Fué un día perfecto. Elegimos un día entre semana y empezamos a andar a las diez. En la subida a Los Collados mi hija, nueve años, daba muestras de cansancio. Luego ni una queja en todo el recorrido. A mi hijo, trece años, desde aquí no le volvimos a ver. Aceleró el paso y no nos espero. Acaso tuviera que ver una cuadrilla de adolescentes féminas que nos adelantaron en la subida. El sol lucía con fuerza. Gracias a que tengo la costumbre de llevar siempre en mis excursiones un paraguas, en este caso dos, conseguiamos reducir su insolencia. Me hubiese gustado más una luz filtrada por la presencia de nubes. El sol impide los matices y ciega la vista. No había exceso de gente. La justa para compartir y charlar en los descansos.
Caín fue una decepción. Dicen que el turismo es la salvación de los pueblos. Yo no diré que no. Pero aquel pueblo que yo visité en el año ochenta no existe, sepultado por toneladas de desarrollo. Aún así el entorno es de lo mejor que pueda verse en los Picos o en cualquier otra parte del mundo.
La vuelta fué más o menos igual. Mi hijo perdido y mi hija vuelta a quejarse al llegar a Los Collados. El chico evitó su subida bajando por una tartera al río y siguiendo por allí hasta Poncebos. Luego subimos a Camarmeña y disfrutamos de las espectaculares vistas de este maravilloso enclave.

Muchas de las preguntas que nos ibamos haciendo a lo largo del recorrido tú nos las has respondido hoy. Ya tengo que contar cuando llegue a casa.

Gracias, Alberto.

En Los Collaos

Imagen

Panorama de la Garganta pasados Los Collaos

Imagen

En algún lugar de la ruta descansando sobre el canal.

Imagen

El famosísimo Puente de Los Rebecos.

Imagen

Entorno de Caín. Canal de Mesones y de la Jerrera con Piedra Lengua y Peña Blanca al fondo (esto es lo que pone el libro de Adrados).

Imagen

Esta agradecería que alguién me dijera el lugar exacto.

Imagen

A la vuelta desde la cercanía de Los Collaos, creo.

Imagen
Última edición por Eneas. el Mar Dic 13, 2005 6:58 pm, editado 1 vez en total.

J.J.
Mensajes: 127
Registrado: Lun Oct 31, 2005 10:01 am
Ubicación: Gijón

Mensaje por J.J. » Mar Dic 13, 2005 12:28 pm

Estoy de acuerdo con Eneas, una vez a Alberto le llamé galáctico sé que a mucha gente ese término no le gusta pero él lo es, y al fin y al cabo la montaña también tiene que ver con las las estrellas ¿o no?. Sobre la senda del cares ¿pués que decir? que yo van tres veces que la recorro y tres veces feliz (tengo amigos que la han hecho hasta siete veces. A mí me llamó la atención el tramo de Posada a Caín, supongo que no es oficialmente parte de la “senda” pero es también una preciosa zona y mucha gente la olvida con eso de llegar en coche hasta Caín que es mas cómodo. Bueno pues aquí os dejo mi modesta contribución.

Imagen

Imagen

Imagen

Supongo que Eneas se refiere a éste tipo de contrucciones, no pega mucho con el entorno se podría haber mejorado un poco la edificaciones.

Imagen
"No sólo de pan vive el hombre.De vez en cuando, también necesita un trago".

Paco Ballesteros
Mensajes: 1998
Registrado: Sab Dic 03, 2005 10:47 pm
Ubicación: Oviedo

Mensaje por Paco Ballesteros » Mar Dic 13, 2005 3:08 pm

Alberto: eres único. :wink: :wink: :wink:
Muy bien y muy oportuno para mantener la esencia del Foro.
Saludos

Avatar de Usuario
puertochico
Mensajes: 1585
Registrado: Vie Feb 21, 2003 5:29 pm
Ubicación: Santander

Mensaje por puertochico » Mar Dic 13, 2005 7:35 pm

Alberto, estas hecho un artista, compañerín.
Arrimo el hombro con unas imágenes.

Culiembro. Senda nueva desde la vieja senda.
Imagen

Tramo de la senda vieja entre Jou Tableru y Guemos, por encima de la senda nueva y por debajo de Ancuevas.
Imagen
Imagen

Saigu. Sendas vieja y nueva.
Imagen

Veo que no estas haciendo rogativas para la semana que viene. Anda, pon unas velucas buen Abad. Este...ahora que lo pienso...no recuerdo una salida contigo que no hiciese malo, echa cuentas. ¡Dumb! ¡estamos perdidos!
saludos desde La Montaña.
víctor.
(In honorem) - Se ha de volver.

Paco Ballesteros
Mensajes: 1998
Registrado: Sab Dic 03, 2005 10:47 pm
Ubicación: Oviedo

Mensaje por Paco Ballesteros » Mar Dic 13, 2005 7:59 pm

Eneas:
La foto de tu mujer y tu hija está hecha en el túnel que da a la Canal de Sollambrio. Ahí se puso una portilla de madera para indicar la separación de las provincias de Asturias y León. La riega que está detrás es la de Las Párvolas. La Canal de Sollambrio se ataca por la zona rocosa que queda a su derecha. Y debajo queda el canal de las aguas, que aquí tiene una plataforma de hormigón porque en principio, antes de hacer la actual senda tal como describe Alberto, había que ir por él e introducirse en el túnel hasta la zona de La Huertona, que es donde hiciste la fotografía en que tu mujer está apoyada en el muro.
Saludos.

Carlos Gil
Mensajes: 1095
Registrado: Lun May 19, 2003 6:08 pm
Ubicación: León - Madrid

Mensaje por Carlos Gil » Mar Dic 13, 2005 9:38 pm

J.J. escribió:A mí me llamó la atención el tramo de Posada a Caín, supongo que no es oficialmente parte de la “senda” pero es también una preciosa zona y mucha gente la olvida con eso de llegar en coche hasta Caín que es mas cómodo.
Únicamente añadir que al menos para mí la senda del Cares discurre desde Posada de Valdeón a Poncebos. Una buena parte de este trazado se puede hacer sin necesidad de ir por la carretera.

Evidentemente es una zona muy olvidada debido al coche, que en mi opinión debiera estar prohibido en el tramo Posada - Caín salvo para residentes y servicios públicos.

Crls

Responder

Volver a “PICOS DE EUROPA”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 61 invitados