Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Este es un foro donde poner esa o esas imagenes (fotos, dibujos, pinturas ...) que tanto nos han impactado, es un sitio tambien para recopilar imagenes que nos han llamado la atención del foro, sino es nuestra hay que poner el autor y el enlace a su post.
Reglas del Foro
Aquí tiene las normativas generales. Por favor respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9287
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Mensaje por Pepe García » Dom Oct 13, 2013 12:04 am

Pensaba haber empezado directamente con lo que dice el título, pero de repente me ha dado un ataque de nostalgia y voy a contar algo más. No sé qué pasa que cada vez tiendo a mirar al pasado con mayor frecuencia. Será la edad o será, quizá, que uno nota que lo mejor de la vida puede ir quedando atrás rápidamente.
Hay quien dice que no es bueno mirar atrás, pero a mi me sirve para recordar, con satisfacción, que "he visto cosas".

Aviso que quien quiera ver directamente la serie de "Los Ríos de Luz" se salte todo este preámbulo, porque me temo que me voy a enrollar bastante.

He dibujado desde que tengo recuerdos. Mis primeros dibujos fueron en la escuela de la que mi padre era el maestro (¡qué guapa palabra!) en un pueblecito de Villaviciosa, Asturias, llamado Sietes. Allí nacimos mis hermanos y yo, igual que habían nacido también mis padres. Dibujábamos "arte" efímero en aquellas pizarras que después se borraban.
Descubrí el carboncillo (y el "difumino") cuando comencé el bachiller. Estudiábamos por libre en Sietes, para irnos a examinar -bastante aterrorizados- a Oviedo, en aquél instituto imponente (como imponentes eran sus bedeles, que parecían generales). Había que presentar varias láminas, de "dibujo artístico", que se dibujaban durante el curso, y que mi hermano y yo -en nuestra inocencia- hicimos sin tocar con la mano el papel, porque decía que había que hacerlos "a mano alzada". ¡Que fácil fue el examen final apoyando la mano, como veíamos que hacían todos!
A pesar de la M. H. que me dieron, siempre pensé que no sabía dibujar porque me comparaba con mi hermano, dotado excepcionalmente para ello. Quizá por ello tardé bastante en hacerlo más en serio.

Durante mis estudios en Santander, poco dibujé, excepto lo mucho que lo hice con tinta china y con aquellos delicados y "peligrosos" tiralíneas.

La primera que me animó a ello fue mi mujer, cuando todavía no lo era. Trabajando en Vitoria desde 1970 en Michelín (siempre tendré muy buenos recuerdos de esta empresa, por muchas razones) me dio por enviar por carta (aquellas cartas...) a mi entonces novia -que vivía en Madrid- algunos dibujos a carboncillo. Tuvieron muy buena acogida, por parte de ella y de la gente a la que se los enseñó. Los conservamos enmarcados en casa y aún se les aprecia el pliegue de haberlos metido al sobre:

Imagen

Imagen

En esos años 70 hice varios dibujos más de Vitoria (plantándome con mi cuaderno y mi carboncillo frente a lo que quería dibujar), de la que tengo muy buenos recuerdos y en la que tengo muy buenos amigos:

Imagen

También dibujé bastante de -cómo no- mi tierra natal (esa "potente, desmesurada e inabarcable Asturies"):

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Mi misma mujer, cuando ya lo era, me animó a ir a clases de pintura en Vitoria. Lo hice -iniciándome en el óleo- en la escuela de Artes y Oficios con un gran pintor y maestro: Carmelo Basterra, muy conocido y apreciado en aquella tierra. No nos enseñaba a copiar láminas, fotos o cuadros, sino que nos ponía frente a cualquier bodegón real , que él preparaba, para que lo pintáramos "a pelo".

Imagen

Me enseñó tres cosas fundamentales, para una persona que llegaba a la pintura a color desde el dibujo en blanco y negro, que nunca se me olvidaron:
- En pintura las líneas no existen. Son sólo el límite entre dos manchas o masas de distinto color o distinta intensidad.
- Hay siempre muchos más colores de los que nos dice la mente y hay que aprender a verlos. El cielo, por ejemplo, nunca es sólo de un único color azul uniforme. Cada objeto influye con su color al objeto de al lado.
- Hay que limitar en lo posible el uso del color negro, que mancha y apaga a los demás colores. Es mejor lograrlo, si hace falta, mezclando colores (incluso los cielos "negros" que veremos después en "Los Ríos de Luz" están hechos con dos o tres colores).

Naturalmente se pueden seguir o no estas orientaciones, estaría bueno que a un tema tan libre como es el arte le pusiéramos reglas rígidas. A mi me ayudaron mucho.

Comencé pintando con pinceles, pasando después a la espátula, para tratar de aproximarme algo a los Pintores Impresionistas, que me gustaban muchísimo, especialmente desde que vi sus cuadros en persona en París en 1968 (por entonces en el Museo Jeu de Paume, ahora en el Quai d'Orsay):

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Poco a poco, con el paso de los años, fui abandonando el óleo (por lo aparatoso, acumulación de soportes y materiales, ...), aunque nunca dejé de lado el dibujo (carboncillos, caricaturas de amigos o/y compañeros de trabajo, ..):

Imagen

Imagen

Imagen

Cuando comencé a escribir en el Foropicos y se me ocurrió poner algún dibujo me animaron y motivaron los comentarios que me hacían/hacíais los foreros (he dicho varias veces que debo mucho al Foropicos). Experimenté con rotuladores, con ceras, ... y llegué a ¡la acuarela! (la transparente, delicada, rápida, difícil y apasionante acuarela), que siempre me había dado mucho respeto. Un amigo pintor me había dicho que los primeros resultados eran desastrosos. Así resultó en dos primeros horrores que perpetré, con lo que me dije: "esto va bien"
Después intenté mejorar y de coger oficio, leyendo algún libro y viendo a algún experto pintar, y fueron llegando las exposiciones, con la motivación -y también algo de vergüenza (y de pena))- que daba el que te "quitaran" algo de lo pintado.

De Santander/Cantabria –el segundo sitio en el que he vivido- poco había dibujado. Lo más antiguo un carboncillo de Santillana del Mar:

Imagen

Más tarde, con las acuarelas, ya fueron apareciendo más cosas: San Vicente de la Barquera, Santander, Espinama, los Picos de Europa, ...:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

En Vitoria también se quedó alguna acuarela:

Imagen

Imagen

Por supuesto mi tierra natal siempre ha estado presente.
Desde el mar:

Imagen

Imagen

Hasta la montaña:

Imagen

Imagen

Continúa.

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9287
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Mensaje por Pepe García » Dom Oct 13, 2013 12:14 am

Sigue:

Pasando por los hórreos, los gaiteros, las ciudades, los monumentos, las manzanas, la sidra, ...:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Y, después de lo mucho vivido en Valladolid (en calidad y en cantidad, en septiembre hará 30 años), fui consciente de que casi no había dibujado/pintado casi nada de esta ciudad, que tan bien me ha acogido. Si no me equivoco, sólo un carboncillo de La Antigua y una acuarela de la calle Platerías para la boda de un amigo:

Imagen

Imagen

Era ya hora de hacer justicia a este sitio en el que he pasado una parte importante de mi vida. Pero ¿qué pintar?
Y entonces, hacia finales del año pasado, y coincidiendo con una carrera urbana -llamada "Ríos de Luz"-, que corrimos por segundo año consecutivo mis amigos y yo, "se me encendió la luz", como no podía ser menos.
Hace aproximadamente un par de años, en Valladolid se hizo un proyecto de iluminación urbana de varios edificios y zonas notables y, para divulgarlo, el Ayuntamiento organizó una carrera nocturna que pasaba junto a buena parte de estas zonas iluminadas. Esa iluminación urbana (mucho más rica y, sin embargo, con menor consumo de energía) ha recibido algún galardón o reconocimiento internacional y ha mejorado mucho la presencia nocturna de la ciudad. La carrera se celebra todos los años, a partir de entonces, en noviembre y sigue (aproximadamente) el mismo recorrido que una ruta turística urbana que se ha creado y que se puede hacer con unos folletos editados para ello o en grupos guiados si se desea.
¿Por qué no pintarlo? Había hecho anteriormente varios experimentos de acuarelas nocturnas y los resultados no habían sido desalentadores (de hecho me los habían "quitado" en las exposiciones en las que los presenté):

Imagen

Imagen

Imagen

Una vez pintadas unas primeras acuarelas, las presenté en el Ayuntamiento de Valladolid, donde me acogieron y atendieron muy amablemente y me animaron a completar la ruta. Y después de casi un año creo que he llegado al final.

De modo que (por fin, después de este largo preámbulo) os invito a acompañarme en un luminoso recorrido de noche por esta ciudad, que quizá no es tan valorada como se merece cuando se la conoce mejor y que está muy mejorada respecto a la que yo conocí cuando vine a vivir en ella en 1983.

Otros pequeños y últimos preámbulos antes de empezar el recorrido:
- La ruta (si se hace personalmente) se puede hacer partiendo de cualquier punto de ella y en el sentido que se desee. Yo la mostraré tal como la hice las varias veces que la recorrí para poder pintarla.
- La mayoría de los puntos los he retratado con lluvia. A mi la lluvia siempre me ha gustado (será por haber nacido donde he nacido) y creo que las ciudades por la noche lucen mucho más con lluvia. Las luces –y esto va precisamente de “Ríos de Luz”- se multiplican con los reflejos.

Comenzamos en la esplendente Plaza de Zorrilla -uno de los "centros" de Valladolid- con la Academia de Caballería (edificio construido entre 1921 y 1927, tomando como modelo el Palacio de Monterrey de Salamanca), el Monumento a José Zorrilla (¡cómo me gustó, por cierto, "Don Juan Tenorio" cuando conocí la obra siendo chaval!; pero, sobre todo, la primera parte, cuando Don Juan arrasaba: "¡Cuan gritan esos malditos...!"), y una fuente, que no me cabía ya en la acuarela.
En las proximidades está también el Centro de Recursos Turísticos, donde se puede obtener información sobre la ruta y, si se desea, conseguir una visita guiada.

Imagen

Entramos por la Calle Santiago. Al poco de iniciarla, por una puerta en la que no se intuye lo que va a haber dentro, se accede al antiguo Convento y Colegio de Las Francesas, con la sorpresa de encontrarse con la iglesia y el claustro (Patio de las Tabas).
Con el edificio de Las Francesas estoy muy familiarizado, porque dentro de él estaban, cuando llegué a Valladolid, las oficinas centrales de la empresa en la que yo trabajaba (Michelín) y vi muy a menudo el sorprendente (por encontrarse integrado dentro de un edificio moderno) Patio de las Tabas (conocido así por los huesos de tabas que, mezclados con piedras, forman el suelo).
Como anécdota, que algo tiene que ver también (en cierto modo) con la pintura, un compañero de trabajo me dijo una vez que tenía un Murillo en su oficina. Y era cierto, pero se trataba más bien de un "murillo" (sin verlo escrito no se nota la diferencia): un pequeño muro, exterior, que le cegaba casi su ventana (los problemas de la adaptación de un edificio moderno dentro de un edificio antiguo).
La iglesia es actualmente la Sala Municipal de Exposiciones de Las Francesas:

Imagen

Continuamos por la Calle Santiago y llegamos a la Iglesia de Santiago
El nombre de "Santiago" no hace falta que diga qué tipo de recuerdos me trae de largos y vividos Caminos. Precisamente, si se inicia el Camino de Santiago en Valladolid, junto a esta iglesia está el punto de partida que por la Cañada Real va hacia Puente Duero, después a Simancas, ...
La Calle Santiago es una calle emblemática de Valladolid, que une dos puntos muy importantes: la Plaza de Zorrilla y la Plaza Mayor.
Es una calle peatonal, muy animada y concurrida, de las que siempre hay una muy similar en el centro de muchas ciudades. Por poner un ejemplo, de otra ciudad en la que he vivido, la Calle Dato, de Vitoria.
Este tipo de calles me sugieren, por una parte, una sensación agridulce, de los típicos paseos de un domingo por la tarde (ya sabéis lo que decía/cantaba Sabina: "Yo no quiero domingos por la tarde"). Pero, por otra, desde que "pasé a mejor vida" (léase jubilarme) descubrí otra Calle de Santiago distinta: la delicia de andar por ella (y siempre un cafetín y el periódico) por las mañanas de los días laborables.
La Iglesia de Santiago se construyó desde finales del siglo XV hasta el siglo XVII.
Al hacer el dibujo, me llamó particularmente la atención el pequeño edificio que está adosado a ella. Es de una relojería-joyería muy conocida en Valladolid:

Imagen

Llegamos a la Plaza Mayor -creo que el gran Centro de Valladolid-, conjunto urbanístico del siglo XVI, considerada la primera plaza mayor regular de España. Centramos la vista en la Casa Consistorial y en el monumento al Conde Ansúrez, fundador de Valladolid
(Sigue lloviendo, lo que, para mí, en Valladolid es un lujo):

Imagen

Después de ver el ayuntamiento de frente, salimos de su plaza hacia la derecha, llegamos a la plaza Fuente Dorada, rebasamos la fuente propiamente dicha y nos volvemos a mirar atrás (dorada, verdaderamente):

Imagen

Girando por unas callejuelas llegamos a una placita muy maja (la de El Salvador), que está un tanto escondida, y nos encontramos con la Iglesia del Salvador, y a su pie una estatua de San Pedro Regalado, patrón de la ciudad (la fiesta local se celebra el 13 de mayo) y, curiosamente, también patrono de los toreros:

Imagen

Volviendo por la calle por la que hemos ido a la plaza (la calle Castelar) entramos por una puerta, con cierto aire modernista, para ver un sitio sorprendente que merece mucho la pena conocer en una visita a Valladolid y que, sin embargo, quizá sea de los más fáciles de dejar de ver, por lo escondido que está y lo relativamente poco conocido que es: ell Pasaje Gutiérrez.
Es una galería comercial cubierta del siglo XIX que, parece ser, junto con el Pasaje de Lodares de Albacete y el Pasaje del Ciclón de Zaragoza, son los tres únicos ejemplos que quedan en España de este tipo de galerías. Tiene dos tramos con una placita (con una cúpula) entre los dos, en la que hay una escultura de Mercurio, dios del comercio (que imita a otra del renacentista Juan de Bolonia).
Me gusta este pasaje en el que se puede encontrar, entre otras cosas, alguna cafetería - con acogedor aire antiguo - muy agradable. A mí me parece más bonito de noche que de día. Afortunadamente está restaurado, porque los materiales originales no debían ser muy duraderos.
En el dibujo se ve uno de los tramos, a partir de la placita central, con el dios Mercurio en primer plano (que, con esa lámpara que lleva, me recuerda más a Prometeo cuando robó el fuego a los Dioses para dárselo a los Hombres):

Imagen

Atravesando todo el pasaje, se llega rápidamente a la Catedral.
Es grande, monumental, más bien mastodóntica, como corresponde a una obra de Estilo Herrerriano, de Juan de Herrera. Desde fuera de la ciudad es uno de los edificios que más destaca.
Se le hundió una de las dos torres en el siglo XIX, que no se reconstruyó.
Una anécdota curiosa: La antigua reja del coro (hecha en Elorrio) fue vendida por el Cabildo, por motivos económicos, a la Fundación Hearst (de aquél al quien retrató Orson Welles como "Ciudadano Kane", que acumulaba obras de arte). Esta fundación la donó después al Museo Metropolitano de Nueva York (allí estaba cuando fui a correr la maratón).
Debido al gran tamaño de la catedral y a que su fachada principal está próxima a otros edificios, cuesta encontrar una buena perspectiva para verla:

Imagen

Seguimos por delante de la fachada principal de la Catedral y pronto nos encontramos con la Universidad de Valladolid.
Curiosamente algo tuve yo que ver con esta universidad hace muchos años, en los 60, nada menos:
Cuando estudiaba Bachiller en Santander, la enseñanza de Santander (provincia, por entonces todavía no era Cantabria) dependía de la Universidad de Valladolid y cuando había que examinarse de las Reválidas, de 4º y de 6º, iban a Santander a hacernos los exámenes profesores -catedráticos- de la Universidad de Valladolid. Eran tiempos pre-autonómicos en los que Santander (provincia) formaba parte de Castilla la Vieja: Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia y Ávila. Eran tiempos también en los que se llevaban cartelitos con frases en la luneta posterior de los coches; de Santander recuerdo dos: "Santander, mar de Castilla" y "Santander, balcón de Castilla al mar".

Imagen

Rodeando la Universidad por la izquierda y avanzando por la calle Librería llegamos al Palacio de Santa Cruz, del siglo XV. Contiene la Biblioteca Histórica, el "Cristo de la Luz" de Gregorio Fernández, ... (y sigue lloviendo).
Actualmente es la sede del Rectorado de la Universidad de Valladolid:

Imagen

Retrocediendo de nuevo por la misma calle, pasamos junto a las Ruinas de la Colegiata (en la parte trasera de la Catedral) y nos encontramos con la Iglesia de Santa María de La Antigua, con mezcla de románico (la torre y un pórtico) y gótico y neogótico (el resto).
Siempre me ha gustado mucho esta iglesia, por sus proporciones, su color claro y su emplazamiento -aislada de los edificios de alrededor- que permite admirarla desde muchas perspectivas:

Imagen

Tras recorrer uno de los tramos más largos de la ruta (tampoco mucho) sin ver monumentos, llegamos a la Iglesia de la Vera Cruz, al fondo de la calle Platerías. Es la sede de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, la más antigua de las cofradías penitenciales de la ciudad. En su interior hay un importante conjunto de retablos y tallas procesionales realizados por imagineros tan destacados como Gregorio Fernández:

Imagen

Volvemos por unas callejuelas (la Rúa Oscura, entre ellas) y salimos junto al Teatro Calderón. Es el principal teatro de Valladolid. Se inauguró en 1864. Acoge diversas representaciones de teatro, zarzuela, ópera, danza, ... y es la sede de la Semana Internacional del Cine (SEMINCI), que se celebra en noviembre:

Imagen

Prácticamente enfrente del Teatro Calderón está el templo penitencial Iglesia de Las Angustias. "Templo penitencial" es un templo acondicionado para el cobijo de pasos procesionales, que tiene puertas de unas dimensiones determinadas y una balconada con barandilla:

Imagen

Puede ser buen momento para hacer un descanso y tomarnos un cafecito, una caña o un vino (que hay buenos vinos de sobra en la provincia de Valladolid, de cinco denominaciones de origen: Rueda, Ribera del Duero, Toro, Cigales y Tierras de León). Aquí tenéis, en la misma calle Angustias, sin ir más lejos, un bar al lado de los vestigios de una antigua Muralla medieval descubierta y consumida por el desarrollo urbanístico de los años 60-80:

Imagen

Continúa.
Última edición por Pepe García el Mar Oct 15, 2013 3:57 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9287
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Mensaje por Pepe García » Dom Oct 13, 2013 12:33 am

Sigue:

Nos internamos por un nuevo barrio, con bastantes bares, pasamos junto a la Casa Revilla y avistamos la Iglesia de San Martín, construida en 1588 en el lugar en el que anteriormente había una ermita de la que se conserva la torre (y sigue la lluvia, limpiando la ciudad y reflejando luces):

Imagen

Recorremos toda la calle Torrecilla para entrar a la calle Cadenas de San Gregorio, donde veremos varios puntos de los Ríos de Luz, el primero de ellos la Casa del Sol.
Construída en 1540 para el licenciado don Sancho Díaz de Leguizamón, alcalde de Corte y miembro del Consejo de S. M.
Hoy día es propiedad del Estado, está adscrita al Museo Nacional Colegio de San Gregorio.
El nombre de Casa del Sol se debe a la figura que culmina la fachada:

Imagen

A continuación veremos la espectacular portada del Colegio de San Gregorio, un buen ejemplo de la arquitectura del periodo de los Reyes Católicos. Antiguamente destinado a colegio de Teología para frailes dominicos y actualmente sede principal del Museo Nacional de Escultura:

Imagen

Allí al lado hay una Escultura de Chillida, pasamos junto al Palacio del Marqués de Villena y prácticamente pegado a él tenemos el Palacio de Pimentel, del siglo XV.
En este palacio se alojaron varias veces Carlos I y su esposa Isabel de Portugal, y en él nació Felipe II. Su elemento arquitectónico más característico es la ventana esquinada de estilo plateresco, peculiar de la arquitectura doméstica del Renacimiento español.
Actualmente es la sede de la Diputación Provincial de Valladolid:

Imagen

Girando un poco la vista a la izquierda, allí mismo, veremos la Iglesia de San Pablo, uno de los edificios que más me llamó la atención -por su impresionante fachada, realizada en gran parte por Simón de Colonia- cuando llegué a Valladolid:

Imagen

Y en la misma Plaza de San Pablo, frente a la iglesia, está el Palacio Real. Construido a comienzos del siglo XVI. Fue habitado por Carlos I e Isabel de Portugal, Santa Teresa de Jesús, Felipe II, Napoleón, José I y Lord Wellington. En él nació Felipe IV. Actualmente tiene uso militar:

Imagen

Otra pequeña andada para llegar a la Iglesia de San Miguel y San Julián, situada en una calle que por la noche parece una de aquellas calles de lances de capa y espada, en las que había desafíos entre caballeros embozados, con diálogos como aquél tan gracioso de "La venganza de Don Mendo":
- ¿Quién osa?
- ¡Yo oso!
:

Imagen

Casi al lado tenemos el Palacio de Fabio Nelli. Mandado construir en 1576 por el banquero vallisoletano del mismo nombre. Es un exponente de la arquitectura clasicista vallisoletana. En 1967 se restauró para albergar las colecciones de Arqueología y Bellas Artes del Museo Arqueológico Provincial, hoy Museo de Valladolid:

Imagen

Por la estrecha callecita de Santo Domingo de Guzmán -para mi de buen recuerdo, porque viví en ella con mi familia durante nuestro primer mes en Valladolid en 1983-, llegamos a La iglesia de San Agustín, un antiguo convento. La conocí muy deteriorada, sin tejado, amenazando ruina total. Hoy día está restaurada y alberga el Archivo Municipal:

Imagen

Muy cerca está el Museo de Arte Contemporáneo Español Patio Herreriano. Tiene una importante colección de arte desde 1918 hasta la actualidad.
Como cosa anecdótica, en el mismo edificio viene habiendo en los últimos años unos ciclos de cine y filosofía muy interesantes en los que me lo paso muy bien:

Imagen

En la parte opuesta del mismo edificio encontraremos el Monasterio, la Iglesia y la Sala Municipal de exposiciones de San Benito. Esa es otra zona agradable de Valladolid con bastantes bares con buen ambiente en los que poder picar y tomar algo. Hay también una plaza de abastos de esas antiguas tan guapas, con estructura metálica, ahora en restauración: El Mercado del Val.

Imagen

Pasando de nuevo por la Plaza Mayor llegamos a la Sala Municipal de Exposiciones del Museo de la Pasión (en la que siempre pueden verse exposiciones muy interesantes), antes una iglesia:

Imagen

Cerca de allí encontraremos a la patrona de Valladolid, una virgen situada en la Iglesia de San Lorenzo y que, por ello, recibe el nombre de Virgen de San Lorenzo. Esta iglesía fue engullida (por decirlo de alguna forma) por un edificio "moderno" (seguramente en los años del "desarrollo") y sólo conserva la torre y la portada, "integrados" (por decirlo de alguna forma) dentro del edificio. He pintado la portada.
Supongo que se sabrá que San Lorenzo murió "asado". Me hace gracia que en la portada hay una figura (de San Lorenzo, supongo) con una parrilla. Precisamente enfrente de la iglesia hay un afamado restaurante de nombre "La Parrilla de San Lorenzo".
Otro comentario: Hace unos años, las fiestas de Valladolid se celebraban, como en Oviedo, por San Mateo, avanzado septiembre. Parece que San Mateo no se portaba muy bien (solía llover) y entonces le quitaron las fiestas y se las dieron a la Virgen de San Lorenzo -que parece que se porta mejor-, a primeros de septiembre:

Imagen

Y vamos a finalizar la ruta yendo hacia el Río Pisuerga, el principal elemento paisajístico natural de la ciudad, a pesar de que durante muchos años (ahora las cosas ya han ido cambiando) Valladolid -salvo en una parte privilegiada entre el Puente Mayor y el Puente de Isabel la Católica, con la espléndida "Rosaleda", por ejemplo- parece que vivía algo de espaldas a su gran río, con zonas donde quedaba casi como escondido y las casas le presentaban su parte trasera más fea.
Cruzamos el Puente de Isabel la Católica y llegamos a la Plaza del Milenio, una de las zonas de la ribera más potenciadas últimamente y sede de muchos y variados eventos:

Imagen

Valladolid es una ciudad prácticamente “entre ríos”:
El “Padre” Duero le pasa muy cerca, por el sur; el Esgueva (que llega del valle del mismo nombre) cruzaba la ciudad por dos ramales (desviados para permitir el desarrollo urbanístico); y qué decir del Pisuerga (al que abastece bien de aguas el Río Carrión, desde las preciosas Fuentes Carrionas, tan apreciadas por nosotros los montañeros) sin el cuál no se entendería Valladolid. ¿Quién no conoce la frase hecha –equivalente, aproximadamente, a decir “a propósito...”- de “aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…”.
Afortunadamente, desde hace unos cuantos años (yo vi claramente la evolución desde mi llegada a la ciudad en el 83), fue cambiando la sensibilidad hacia el Pisuerga y se ha ido mejorando su presencia en otras zonas, pero creo que aún queda mucho de su belleza potencial por aprovechar, especialmente en la zona sur de la ciudad.
Volviendo al Esgueva, precisamente la ruta “Ríos de Luz” recuerda, con luces en lugar de con aguas, su recorrido por Valladolid.
El Puente de Isabel la Católica, sobre el Pisuerga, es uno de los puntos de la ruta. Sin embargo, en esta acuarela no he representado a dicho puente, sino a la vista desde él hacia otro puente: el de Poniente. Para mí es una vista especial, y buen lugar para terminar la ruta, ya que es como volver a casa, porque viví con mi familia durante bastantes años muy cerca de uno de los extremos del de Isabel la Católica (frente a la Plaza del Milenio) y la vi muchas veces, tanto de día como de noche, yendo o volviendo del centro de la ciudad:

Imagen

Y esto fue todo. Lo dedico a Valladolid y a mi familia, especialmente a mi mujer, Amalia, que soporta mis largas horas pintando (aunque es cuando más fácil soy de aguantar) y que fue la primera en animarme a dibujar/pintar.

Imagen

Avatar de Usuario
Miguelon100
Mensajes: 189
Registrado: Vie Oct 12, 2007 11:52 am
Ubicación: VALLADOLID

Re: Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Mensaje por Miguelon100 » Dom Oct 13, 2013 1:20 am

hola un saludo ,e leido tu bonito ataque de nostalgia ,y disfrutado tus pinturas y dibujos ,oleos. los de valladolid sus calles, iglesias ,son preciosos ,impresionantes ,y que buena dedicatoria a valladolid puesto que valladolid se lo merece ,de verdad gracias por compartir tu ataque de nostalgia y enhorabuena por las bonitas pinturas.

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9287
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Mensaje por Pepe García » Dom Oct 13, 2013 4:36 pm

Muchas gracias, Miguelon, a ver si las podemos ver "en persona" pronto ;)

Querría añadir algo.
El haber pintado a Valladolid de esta manera desde luego me ha servido para conocerlo mucho mejor y, seguramente, para quererlo más.
Y otra cosa de la que ya hable en alguna ocasión, a propósito de lo de "conocer":
Tiene una particularidad el dibujo/pintura que me parece fascinante y que lo aleja bastante de esa otra forma de representar imágenes que es la fotografía.
Cuando se hace una foto, puede ser más o menos elaborada (preparación, tratamiento posterior, ...), pero la imagen se capta toda de una vez en un instante.
Cuando se dibuja/pinta algo (estoy hablando de dibujo realista), el lápiz/pincel debe ir pasando por todos y cada uno de los detalles y las partes de la imagen, individual y separadamente. Con ello ocurre que LA COMPRENSIÓN Y EL CONOCIMIENTO DE LO REPRESENTADO SON MUCHÍSIMO MAYORES QUE LOS QUE SE CONSIGUEN CUANDO SE HACE UNA FOTOGRAFÍA.
Tres sencillos ejemplos, que recuerdo ahora mismo:
- En la fachada pricipal de la Catedral una de las figuras está descabezada.
- Hay en la torre de la derecha (desde el punto de vista del que mira) de la iglesia de San Pablo un círculo con un agujero central que parecen haber estado hechos para albergar un reloj: el círculo para la esfera y el agujero para conectar con la maquinaria interior. Desconozco si alguna vez hubo un reloj ahí o si existían ya los relojes cuando se hizo la torre.
- En la portada de la Iglesia de San Lorenzo, la figura del Santo tiene una parrilla a su derecha.
En ninguno de estos detalles me había fijado antes, habiendo fotografiado o no los tres monumentos.
Última edición por Pepe García el Lun Oct 14, 2013 9:29 am, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Miguelon100
Mensajes: 189
Registrado: Vie Oct 12, 2007 11:52 am
Ubicación: VALLADOLID

Re: Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Mensaje por Miguelon100 » Dom Oct 13, 2013 9:12 pm

pues si haber si es posible ,ademas valladolid tiene bastantes salas de exposiciones ,porque tus trabajos yo creo que bien se merece una exposicion en valladolid un saludo.

Luis Castrillo
Mensajes: 10
Registrado: Mié Abr 06, 2011 8:20 am

Re: Valladolid Ríos de Luz... y algunas cosas más

Mensaje por Luis Castrillo » Lun Oct 14, 2013 9:55 am

Estupenda y preciosa colección de pinturas. No menos espléndido es el relato, en el cual reflejas de maravilla la disposición monumental de la misma.
He echado de menos el Puente Mayor, al ser el primero y único puente de la ciudad durante siglos y el Monasterio de Prado, éste por su monumentalidad. Enhorabuena por el gran trabajo realizado. Un abrazo

Responder

Volver a “IMAGENES Y MÁS IMAGENES”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados