Los Caminos de Santiago (1)

Rutas y actividades en Picos de Europa y entorno. Sólo actividades. Para preguntas e información, dirigirse al foro general "PICOS DE EUROPA".
Reglas del Foro
Este foro, es exclusivo para publicar reportajes. Para hacer preguntas o informar sobre el tema, utilice el foro general "Picos de Europa".
No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa, a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y entre todos conseguiremos un foro mejor organizado. Muchas gracias.
Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 8930
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Los Caminos de Santiago (1)

Mensajepor Pepe García » Lun Abr 07, 2008 8:59 pm

Hola.
Ahora que va llegando una buena época del año para hacerlo, me apetece ir contando aquí, por entregas (por si sirve de sugerencia para que alguno se anime), mis experiencias con el Camino de Santiago en bici de montaña. Lo pongo en plural en el título porque cada vez que se hace este camino, aunque sea por el mismo sitio, es distinto, y también es distinto para cada persona que lo hace.
Lo contaré sin prisas, según vaya escaneando diapositivas (que tengo muchas).

Me gustaría empezar con unas reflexiones sobre El Camino, que ya hice cuando conté lo de hacerlo corriendo por relevos un grupo de amigos:
http://www.foropicos.net/foro/viewtopic ... ht=#111289
y que repetiré aquí, como preámbulo, para no tener que inventarme nada nuevo:

El Camino de Santiago es una experiencia que no defrauda en absoluto y que, incluso, supera las expectativas. Aparte de hacerlo andando (que alguna vez lo habrá que hacer, tengo un “compromiso” para dentro de unos diez años, si aún me funcionan las piernas para entonces) es un recorrido ideal para BTT.
Ocurre con él algo parecido a lo que ocurre con un río: si lo recorres desde fuera con un coche, lo presientes, pero no lo sientes. En cambio, si te metes dentro (en el caso del río, por ejemplo con una piragua), entonces LO VIVES, y el río o el Camino cobran toda su entidad y se te revelan. Por ejemplo ENTIENDES por qué están allí las catedrales de Burgos o León o cualquier otro monumento más humilde, como La Cruz de Ferro.
Todo el mundo sabe que el Camino de Santiago viene a ser una alegoría de la vida: lo que importa es el camino y no la meta. Cuando vas por tierras navarras, por ejemplo, parece una broma decir que vas a Santiago: Santiago está casi en el infinito, aún no te lo puedes ni imaginar en el horizonte, y lo que importa es el camino que estás haciendo en ese momento. Esto se sugería muy bien en una frase que vi escrita en un albergue de Nájera: “A Santiago no se llega, se va”.
En cuanto al Camino en sí, es una maravilla cómo va cambiando el paisaje: Navarra cercana al Pirineo, La Rioja con sus viñedos, Burgos y Palencia donde aparecen las grandes extensiones de cereal, la Maragatería, el misterioso Bierzo y ¡por fin! Galicia, donde te sientes acogido por el paisaje.
Otra particularidad que tiene, distinta a una actividad “normal” de montaña (salvo que se trate de una gran travesía) es que todos los días, como el sol, te levantas, aparejas la bici con todo lo que necesitas (allí va contigo el salón de casa, el dormitorio, la cocina, el cuarto de baño, ...) y vas hacia el Oeste (hacia la puesta del sol), hacia el horizonte (todos los días un horizonte nuevo) y SIEMPRE VAS Y VAS, nunca vuelves, lo que te da una sensación de LIBERTAD increíble.
Y, para terminar este preámbulo, hay que decir que, a pesar de que lo importante es el Camino y no la meta, la llegada a Santiago (desde que lo entrevés desde el Monte do Gozo), a la Plaza del Obradoiro, al Pórtico de la gloria, al Apóstol (con el Botafumeiro con toda su historia), es (seas creyente o no) gloriosa y digna de tal Camino (al menos a una persona mitómana como yo, se le ponen los pelos como escarpias).

Bueno, pues hice el Camino de Santiago en bici dos veces. La primera fue en el verano de 1993 (creo que coincidió con un Año Jacobeo).

Hablemos de un personaje importante: la “burra”:
La bici me la había comprado unos años antes, cuando el boom de las bicis de montaña.
Fue una Trek de no muy alta gama, pero, como el cuadro era bastante bueno (aunque algo pesado, todavía no de aluminio), le fui cambiando poco a poco por mi cuenta todo el resto: platos, pedales, piñones, cadena, sillín, manillar, cambios, frenos, ... Al final me quedó una montura personalizada a mi gusto y, además, casi “hecha” por mi.
El estreno fue ya curioso: aprovechando un viaje de trabajo a Madrid, la compré en una tienda que se llamaba Bicilandia, en el Barrio del Pilar (hasta donde fui en Metro) y volví montado en ella (con traje, corbata, zapatos, pantalones remangados), atravesando casi todo Madrid, hasta La Virgen del Puerto (donde estaba alojado).

Hablemos de los compañeros del 93:
El más importante (para mi) fue mi hijo Miguel Ángel, con pocos añitos todavía. Mi mujer estaba un poco mosca con que le llevara e incluso consultó a un médico la conveniencia de ello. El médico le dio una respuesta muy “profesional”: “que no hiciera grandes esfuerzos” (je, je).
A él le conseguí otra bici bastante buena (aprovechando otro viaje de trabajo a Vitoria) comprándola directamente a unos fabricantes de Pamplona (también le fui cambiando después bastantes de los componentes).
Un par de meses antes de salir hicimos entrenamientos sistemáticos, en los que le enseñaba cosas como que “cuando se sufría había que callarse y apretar los dientes” (¡si me hubiera oído el médico...!). Miguel Ángel lo fue asimilando bien, le iba la marcha y además se le veía muy motivado. Precisamente, antes de ir, ganó un concurso de dibujo (los genes son los genes), en una urbanización en la que estábamos, con el tema del Camino:

Imagen

El resto de los acompañantes fueron: José Luis (un amigo mío), sus dos hijos, José Luis y Jesús (amigos también de mi hijo) y un sobrino, Mario. Un grupo de seis en total.

Hubo que proveerse de material (sobre todo alforjas para las bicis, porque el resto, sacos de dormir, esterillas, ... ya teníamos) y de información (guías, etc).

En esta vez del 93 planeamos hacer sólo desde Frómista a Santiago, con una previsión (dependiente de cómo nos fuera) de unas siete etapas.

A la iglesia románica de Frómista le tengo una querencia especial desde que un muy buen profesor (el Sr. Bedia) de Historia del Arte, que tuve en Bachiller en el Instituto de Santander, nos habló de ella mucho y muy bien:

Imagen

En Frómista conseguimos también las Credenciales del Peregrino (indispensables para los albergues).

Los momentos previos a la salida, preparación de bicis (colocar ruedas y alforjas, etc) fueron emocionantes, nerviosos e ilusionantes. Al fin y al cabo el comenzar un viaje es parecido al nacer: todo por delante. (Por cierto que le echamos una mano a otro peregrino, resolviéndole, con las herramientas que llevábamos, un problema en los frenos):

Imagen

Hasta Frómista nos llevaron en coches un familiar de nuestros amigos y Vianero (el actual forero):

Imagen

Y ¡por fin llegó el momento del arranque!. La primera sensación fue lo mucho que se notaba el efecto de las alforjas, teniendo que recurrir a desarrollos muy cortos a la mínima pendiente. Sin embargo, con el paso de los días, esta sensación se fue asimilando, llegando a familiarizarnos con la situación hasta el punto de “olvidarnos” de que llevábamos alforjas.
De todas formas, la primera etapa era muy llana.

Primera parada en Villalcázar de Sirga, con su monumental iglesia:

Imagen

Segunda parada en Carrión de los Condes, en cuya iglesia de Santa María nos pusieron el primer sello en las credenciales:

Imagen

Entre Carrión y Calzadilla de la Cueza hay una de las zonas más solitarias y desoladas del Camino, con una belleza especial a pesar (o precisamente a causa) de ello, con un piso muy pedregoso donde la bici vibra mucho y “se caen los empastes”:

Imagen

En este tramo se me enredó una abeja o avispa entre las gafas y la cara y me picó en un párpado. Pocas consecuencias: sólo una hinchazón en la cara que se me acentuaba espectacularmente (por no decir monstruosamente) por las mañanas durante dos o tres días al levantarme de dormir.

Navegando por la llanura solitaria entre girasoles:

Imagen

En Terradillos de los Templarios contactamos por primera vez con satisfacción con un “Menu del Peregrino”: menús que se podían encontrar por todo el camino a un precio de unas 800 PTA y muy bien adaptados a las necesidades de los peregrinos:

Imagen

Cruzando un arroyuelo camino de Sahagún:

Imagen

En Sahagún, con sus iglesias románico-mudéjares:

Imagen

La primera etapa terminó en El Burgo Ranero (con antigua tradición de pesca, ¿o caza?, de ranas, según indica su nombre):

Imagen

Hicimos noche en su albergue

Imagen

Los dos aguerridos miembros del grupo más jóvenes:

Imagen

Entre El Burgo Ranero y Mansilla de las Mulas hay una pista muy agradable hecha especialmente para los peregrinos. En esta pista nos ocurrió un incidente importante: José Luis hijo, en un despiste, chocó de frente contra uno de los pivotes que hay de vez en cuando (seguramente para evitar que se metan coches a la pista). El choque fue terrible, se dio casi la vuelta de campana, se dobló hacia atrás la horquilla y se rompió el cable del freno delantero. Afortunadamente, a él no le pasó gran cosa (salvo la bronca de su padre) y a la rueda tampoco. Conseguimos desdoblar a mano la horquilla lo suficiente como para que no rozara contra el cuadro (después en León hubo que ir a un taller para completar el arreglo):

Imagen

Entre Mansilla de las Mulas y León hay una zona algo pesada, al lado de la carretera con mucha circulación, pero es bonito cuando se llega a un alto desde el que se ve ya a la ciudad con su catedral.
Cuando se hace el Camino, las ciudades grandes no resultan muy agradables: hay mucho jaleo y cuesta cruzarlas. Cuando se dejan atrás se siente cierto alivio. Pero en León hay cosas muy especiales:

Señales del paso de Gaudí por allí:

Imagen

Y sobre todo ¡su gran catedral!, un hito importante del Camino al que da gusto llegar:

Imagen

Imagen

Con su interior en el que parece que las paredes están hechas sólo de cristal:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Acercándonos a la salida de León junto a la bonita iglesia de San Isidoro (al lado del Parador San Marcos):

Imagen

Continúa en:
http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?t=16816
Última edición por Pepe García el Mar Abr 08, 2008 4:29 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
frajam
Mensajes: 3505
Registrado: Mar May 15, 2007 9:02 pm
Ubicación: Palencia
Contactar:

Mensajepor frajam » Lun Abr 07, 2008 9:15 pm

Muchas gracias Pepe, por poner esto del Camino.

Precisamente la última semana de Mayo voy a hacerlo desde Sahagún en 6-7 dias, así que me encanta conocer tu experiencia.

Espero los siguientes capitulos.

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 8930
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Mensajepor Pepe García » Mar Abr 08, 2008 8:26 am

Trataré de ponerlos lo más pronto posible, frajam, y me alegro por ti de que vayas a disfrutar de esa experiencia.
Y un consejo que daría a cualquiera que piense hacerlo es que cuanto más largo mejor. La siguiente vez que lo hice, tres años después de la primera, fue desde Roncesvalles y aún me gustó mucho más.
Un saludo.

Avatar de Usuario
Pocholo
Mensajes: 7014
Registrado: Vie Abr 21, 2006 12:23 pm
Ubicación: La Coruña
Contactar:

Mensajepor Pocholo » Mar Abr 08, 2008 9:27 am

Muy guapas las fotos y la experiencia, Pepe.
Yo voy a acompañar a un amiguete a hacer el camino andando pero desde el Cebreiro la última semana de abril. Por temas de trabajo no disponemos de más días.

Saludos

Avatar de Usuario
xiblo
Mensajes: 1114
Registrado: Mié Mar 14, 2007 11:42 pm
Ubicación: CABOALLES DE ABAJO(LEON)
Contactar:

Mensajepor xiblo » Mar Abr 08, 2008 10:45 am

un buen reportaje compañero,este camino todavia no lo he echo pero cuando me prejubile si llego a ello,tenemos pensado hacerlo setmil y yo,por cierto en el botellin de la bicicleta no llevarias sidra no?,ya sabes ahora quitan puntos y comas :lol:.saludos.

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 8930
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Mensajepor Pepe García » Mar Abr 08, 2008 11:28 am

Gracias, pocholo. Como dije antes, cuanto más largo se hace más gusta, y mejor todo de un tirón que en veces, para no salirse de la magia del Camino, pero ese tramo que vas a hacer desde luego es precioso y te va a gustar mucho. Pronto pondré las fotos.

xiblo escribió:este camino todavia no lo he echo pero cuando me prejubile si llego a ello,tenemos pensado hacerlo setmil y yo,por cierto en el botellin de la bicicleta no llevarias sidra no?,ya sabes ahora quitan puntos y comas.
Gracias, xiblo. Desde luego es una muy buena actividad para un prejubilado (y claro que hay que llegar a ello). Lo de la sidra no era práctico, porque habría que haber llevado alguna caja y tienen muy mala carga :lol: , pero alguna botellina cayó por el camino en algún sitio que encontramos.

Saludos.


Volver a “REPORTAJES DE ACTIVIDADES EN PICOS”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Yahoo [Bot] y 8 invitados