Guías de montaña de hace unos 2.000 años

Publicaciones, cine y lecturas sobre la montaña
Reglas del Foro
Aquí tiene las normativas generales. Por favor respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Responder
Ramón Sordo Sotres
Mensajes: 367
Registrado: Vie Sep 14, 2007 2:53 pm

Guías de montaña de hace unos 2.000 años

Mensaje por Ramón Sordo Sotres » Sab Nov 10, 2012 10:50 am

GUÍAS DE MONTAÑA DE HACE UNOS 2.000 AÑOS

Estrabón fue un historiador y geógrafo griego que es muy conocido por su gran obra Geografía en la que describe el mundo conocido en su época. En uno de los libros de ella, dedicado a Sicilia y el sur de Italia y escrito hacia el año 18 después de Cristo, aparece una interesante noticia sobre el volcán activo Etna, en la que se registra la actividad de nativos como hosteleros y guías de montaña, de gente que ascendía al cráter de dicho monte, lo que no se especifica es si el objetivo de los excursionistas era de exploración o recreativo; de ser el segundo estaríamos ante, que yo sepa, los primeros montañeros de todos los tiempos de los que se tiene recuerdo.
La cita es la siguiente (Geografía, VI, 2, 8; sigo la traducción de José Vela Tejada en la edición de 2001 para la Biblioteca Clásica Gredos; habrá que decir también que en el cráter del Etna falleció en mayo de ese mismo año 2001 una mujer de Panes):

“Próxima a Centoripa se encuentra la villa de Etna, de la que hemos hablado poco antes, en la cual se da acogida y se acompaña a los que vienen a ascender a la cima de la montaña, pues allí comienza la zona de la cumbre. Las tierras altas son monte pelado, llenas de ceniza y recubiertas de nieve invernal, mientras las tierras bajas están jalonadas de bosques y plantaciones de todo tipo. La cumbre de la montaña, como es natural, está sometida a cambios constantes debidos a la acción del fuego que, unas veces se produce en un solo cráter, otras se divide en varios, unas veces despide corrientes de lava, otras llamaradas y hollín y, finalmente, en otros casos genera masas de metales incandescentes. Resulta inevitable que, sometidos a tales fenómenos, se alteren los pasos subterráneos y que aparezcan orificios cada vez más numerosos en la superficie de su entorno. Así, quienes han ascendido recientemente a la cumbre nos han referido que encontraron arriba una llanura plana, con un perímetro de unos veinte estadios [unos 60 metros], encerrada por un talud de ceniza con la altura de un muro, hasta el punto de que era necesario saltarlo si se quería entrar en la planicie. Cuentan que vieron en medio de ella un montículo con la superficie de ceniza, el mismo aspecto que pudieron contemplar en el suelo de la llanura, y que sobre el montículo pendía perpendicular una nube que permanecía inmóvil a una altura de unos doscientos pies (el viento, en efecto, parece en calma), y que parece una fumarola. Dos de ellos intentaron adentrarse en la llanura pero tuvieron que retroceder, puesto que al poner pie en la arena ésta abrasaba y se hundía a gran profundidad, no pudiendo informar nada más que de lo que les era evidente visto desde la distancia. No obstante, a partir de esta observación pudieron constatar el carácter mítico de muchos relatos, en particular los que, por ejemplo, algunos refieren sobre Empédocles contando que saltó dentro del cráter y dejó, como huella del suceso, una de las dos sandalias de bronce que llevaba puestas; que, en efecto, fue encontrada a escasa distancia del borde del cráter, como si hubiera sido lanzada por la fuerza del fuego. Comprobaron, sin duda, que el lugar no es transitable ni visible y que se adivina que ni siquiera se puede lanzar algo allí dentro por la exhalación de vientos en contra desde su profundidad y por el calor abrasador que, parece razonable, uno se encuentra desde lejos, antes de poder acercarse a la boca del cráter. En todo caso, si se llegara a lanzar, no tardaría en ser destruido antes de volver a ser arrojado hacia fuera en el mismo estado en el que se encontraba previamente. Ciertamente, el hecho de que en ocasiones las exhalaciones y el fuego desparezcan, por haberse consumido el combustible, no resulta impensable, pero, al menos, no lo suficiente como para hacer factible la aproximación de un hombre frente a una fuerza de tal envergadura”.

Ramón

Avatar de Usuario
Carlitos
Mensajes: 2862
Registrado: Mié May 21, 2008 6:09 pm

Re: Guías de montaña de hace unos 2.000 años

Mensaje por Carlitos » Dom Nov 11, 2012 12:51 pm

En Octubre de 2003 tuve la oportunidad de conocer Sicilia y las Isla Eolias,los objetivos eran el Etna,el Stromboli ,y el Vulcano,al final nos tuvimos que conformar con ascender tan solo a la cumbre de este último,que como su nombre indica fué "el primer volcán".
En el Strómboli hicimos una ruta nocturna hasta los 500 m,(mide 928)ya que de noche es cuando mejor se ven las pequeñas explosiones que sucedían sin retraso cada 20 minutos.La cima estaba vetada al encontrarse ocupada por equipos de vulcanólogos haciendo sus mediciones.
En el Etna tampoco tuvimos mucha suerte y el mal tiempo en la cima nos obligó a recorrer las zonas medias y bajas del gran volcán siciliano, acompañados de un guia y su perro.
En la foto se ve a nuestro guia ,sucesor de aquellos que contaba Estrabón,transportando a su compañero a hombros para evitarle quemaduras en las patas mientras cruzabamos una zona caliente.
Imagen
Perdón por la pésima calidad de la foto,está escaneada de una diapositiva.

Gracias por tus aportaciones ,Ramón.

litos
Mensajes: 323
Registrado: Jue Nov 20, 2008 7:30 pm
Ubicación: PORTUGALETE

Re: Guías de montaña de hace unos 2.000 años

Mensaje por litos » Dom Nov 11, 2012 8:24 pm

Ramón Sordo Sotres escribió:
“Próxima a Centoripa se encuentra la villa de Etna, de la que hemos hablado poco antes, en la cual se da acogida y se acompaña a los que vienen a ascender a la cima de la montaña, pues allí comienza la zona de la cumbre.
Si esto no es montañismo...
"El tiempo geológico incluye el presente"

Responder

Volver a “LITERATURA Y CINE DE MONTAÑA,...”