1932: nieva en julio

Publicaciones, cine y lecturas sobre la montaña
Reglas del Foro
Aquí tiene las normativas generales. Por favor respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Ramón Sordo Sotres
Mensajes: 354
Registrado: Vie Sep 14, 2007 2:53 pm

1932: nieva en julio

Mensaje por Ramón Sordo Sotres » Sab Dic 29, 2007 10:02 am

1932: NIEVA EN JULIO

En la página 9 del número 1.111 de El Eco de los Valles, periódico publicado en Panes (Peñamellera), correspondiente dicho número al 20 de julio de 1932, aparece esta noticia, enviada ese mismo día 20 por el corresponsal de Potes:

"Nieve en los Picos.- La baja temperatura que venimos teniendo, ha dado lugar a que nuestros hermosos Picos de Europa haya sido visitados por la blanca nieve, que su cortesía no le ha impedido en el mes de julio, dejar caer unos cuantos copos, para refrescar aquellas alturas y hacer bajar el ganado que ya había en el puerto. Esto es una delicia."

No sería tan poco copiosa la nevada, pues el ganado hubo, según la información, que retirarlo del puertu.

El Eco de los Valles
recogía informaciones de dos provincias: Asturias y Cantabria --entonces denominada Provincia de Santander--, pues tenía corresponsales, además de en Peñamellera, en Llanes, Cabrales, Ribadedeva, Liébana, Peñarrubia y los valles del Nansa.

Ramón Sordo Sotres

Avatar de Usuario
Adolfo Cuetara
Mensajes: 755
Registrado: Mié Oct 26, 2005 7:50 pm

Mensaje por Adolfo Cuetara » Sab Dic 29, 2007 6:40 pm

Hasta el año 2001, por encima de los 2.000 mts. en Picos nevaba todos los meses del año. Esa costumbre se rompió y ya no solo no volvió sino que cada año en los últimos 6 años nieva cada año menos meses del año.
Hubo un año, tendría que mirarlo, no recuerdo bien si sería el 1998, que cayeron 15 cm. el 7 de Julio en Sta. Marina de Valdeón, a 1.200 mts.
Un saludo.
Última edición por Adolfo Cuetara el Jue Ene 17, 2008 9:04 pm, editado 1 vez en total.

Pidense
Mensajes: 107
Registrado: Mar May 31, 2005 7:13 pm
Ubicación: Cantabria
Contactar:

Mensaje por Pidense » Jue Ene 17, 2008 7:14 pm

Más gorda que esa nevada de 1932 debió ser la de junio de 1908. Cuenta el periódico La Voz de Liébana, publicado en Potes por aquellos años, en su número del 20 de junio (era decenal; se publicaba el 10, el 20 y el 30 de cada mes), que las fuertes nevadas que estaban cayendo en los tres últimos días, y todavía seguían, habían obligado a suspender la campaña minera ya iniciada, volviendo los mineros a sus pueblos. Añade que la nieve llegaba casi hasta los pueblos de Espinama, Mogrovejo y Tanarrio.

Si casi llegaba a los pueblos, en las alturas imaginad lo que caería. Así que, aunque no era todavía verano, creo que merece destacarse.

Ramón Sordo Sotres
Mensajes: 354
Registrado: Vie Sep 14, 2007 2:53 pm

¡QUE ME MANCÁIS, QUE ME MANCÁIS!

Mensaje por Ramón Sordo Sotres » Mar Ene 22, 2008 9:25 am

¡QUE ME MANCÁIS, QUE ME MANCÁIS!

La nevada más gorda que se recuerda, en invierno ya, parece que fue la del "añu los tres ochos", esto es, 1888; son muchos los recuerdos sobre ella pero el más impresionante que conozco es el publicado por Clotilde Fernández Sánchez el 11 de marzo de 1999 en la página 78 del periódico de Oviedo La Nueva España (el 3 de febrero de 2003, en la página 27 del mismo diario aparece otra vez su testimonio, aunque en entrevista; en una casería de cuyo nombre no me acuerdo, por arriba de El Vallesotu, Ponga, también creo que, con ocasión de un alud provocado por esa misma nevada, un habitante sobrevivió por poco). Esto fue lo que envió:

El niño que salió de la nieve

Estimado señor director, agradecería publicaran la siguiente carta a la luz de los pasados acontecimientos en los Alpes austriacos y suizos. Muchas gracias.

Estos días vino a mi memoria que pasaban los últimos días de febrero de 1888 cuando en el pueblo de Pajares la nevada fue tan grande que los aludes fueron frecuentes y dejaron sepultados nueve casas, todas habitadas.

Las labores de rescate se hacían muy dificultosas, ya que la nieve no cesaba de caer. Poco a poco iban sacando los cuerpos de los que habían quedado atrapados y la vida habían perdido.

Después de cuatro días de duras faenas y en el momento en que se tiraba por una mujer que había quedado sepultada, los hombres, que en el rescate estaban, oyeron unos gritos: "Que me mancáis, que me mancáis". Cuál no sería la sorpresa de los mismos cuando entre el regazo de una madre se hallaba un niño, que iba a ser el único superviviente de la "gran nevadona", que así sería como se conocería. Al niño se le apodaría el "niño del milagro", pues sólo él sobrevivió de su hogar, muriendo su madre embarazada, su hermana y su abuela. El padre se libró por no estar aquel día en el pueblo.

Antonio Fernández Remis, ése era el nombre del "niño del milagro". Tenía 5 años.

Pasados los años, Antonio se casaría y gracias a Dios fue mi padre, que vivió hasta el 1 de diciembre de 1968, día que falleció en Oviedo.

Yo soy su hija pequeña, que con 75 años actualmente soy la única superviviente de mis hermanos, y que aún recuerda lo que tantas veces me contó mi padre".

Avatar de Usuario
Celtastur
Mensajes: 1253
Registrado: Lun Jul 25, 2005 12:36 am
Ubicación: Avilés
Contactar:

Re: ¡QUE ME MANCÁIS, QUE ME MANCÁIS!

Mensaje por Celtastur » Mar Ene 22, 2008 6:20 pm

Ramón Sordo Sotres escribió: La nevada más gorda que se recuerda, en invierno ya, parece que fue la del "añu los tres ochos", esto es, 1888
Efectivamente, ya salió en el foro hace un tiempo:

http://www.foropicos.net/viewtopic ... ddbd0ff07a
“Vivo igual que escalo una montaña: mi caminar es lento y premeditado, pero firme y decidido”
Ulrich Inderbinen (1900-2004)

Ramón Sordo Sotres
Mensajes: 354
Registrado: Vie Sep 14, 2007 2:53 pm

Marcas de 1888

Mensaje por Ramón Sordo Sotres » Mar Feb 05, 2008 4:55 pm

MARCAS DE 1888

Cuando la nevada del "añu los tres ochos", en varios pueblos se señaló la altura máxima que alcanzó la nieve.

En el bello pueblo de Caloca, el más alto de Liébana, el 13 de marzu de 2003 la vecina Ángeles Vejo Gutiérrez me indicó el punto de la ermita local donde marcaron dicho tope cuando "la nevá de los tres ochos", como le llama ella.

Años antes, en Sotres (Cabrales) el ya fallecido Nicolás López el de la Portiella me mostró la marca puesta en este pueblo, también con ocasión de esa nevada; se localizaba hacia el centro de la localidad.

Estos dos informantes así mismo me revelaron importantes datos toponímicos: Ángeles (Lines) me dijo que en Caloca llaman El Coteru Estruya a la cumbre que en los mapas aparece como Bistruey; en ella limitan los municipios de La Pernía, Pesagueru y Cereceda (en este último creo que sí le denominan Bistruey).

Nicolás, entre otras interesantes noticias, me dijo que en Sotres llamaban La Garma a la peña que va de La Jorcada Bonita a La Jorcada Llebaniegu y que en los mapas recibe el nombre de La Morra; también me contó que La Jorcada Labrada se denomina así porque su roca parece labrada (sus palabras fueron "piedra así un pocu esconcháu (...) una piedra picada como trabajada a mano"). Una inspección sobre el terreno me permitió comprobar esta afirmación.

Ramón

Ramón Sordo Sotres
Mensajes: 354
Registrado: Vie Sep 14, 2007 2:53 pm

Re: 1932: nieva en julio

Mensaje por Ramón Sordo Sotres » Sab Feb 16, 2013 10:26 am

Ayer, 15 de jebreru de 2013, y también en La Nueva España, Clotilde Fernández volvió a contar la estremecedora historia de su padre. Le dedicaron casi toda la última página por lo que muchos asturianos estarán ahora bien enterados de aquel drama. No obstante, la carta de 1999, en la que ella misma es la que se expresa directamente, fue, para mí, un testimonio más expresivo.
Ramón

Responder

Volver a “LITERATURA Y CINE DE MONTAÑA,...”