Camino de Santiago corriendo por relevos

Rutas y actividades en Picos de Europa y entorno. Sólo actividades. Para preguntas e información, dirigirse al foro general "PICOS DE EUROPA".
Reglas del Foro
Este foro, es exclusivo para publicar reportajes. Para hacer preguntas o informar sobre el tema, utilice el foro general "Picos de Europa".
No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa, a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y entre todos conseguiremos un foro mejor organizado. Muchas gracias.
Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9203
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Camino de Santiago corriendo por relevos

Mensaje por Pepe García » Mar Ene 23, 2007 12:25 am

Saludos a todos.
He dudado en sacar este tema, ya que no es propiamente de montaña, pero teniendo en cuenta:
a) Que ya anteriormente os endilgué algún tema de correr (Maratón N.Y.) y no hubo problemas,
b) Que, al fin y al cabo, se trataba de un desafío y a los montañeros nos gustan los desafíos,
c) Que las marchas del tipo Camino de Santiago tienen mucho que ver con la montaña (mi afición a la montaña creo que casi nació con marchas que hacíamos desde mi pueblo a Covadonga),
d) Que todas estas cosas enriquecen al Foro (como dijo ya alguien antes) y pueden mostrar nuevos caminos a los que entran a él,
he decidido contároslo.

Al asunto le dimos el nombre de CASAREL (CAmino de SAntiago por RELevos) y se trataba, sintetizando, de recorrer los 780 Km. del Camino Francés, que unen Roncesvalles con Santiago de Compostela, corriendo sin parar (día y noche), por relevos, entre ocho compañeros de trabajo y, sobre todo, AMIGOS (siempre he creído que lo principal que aporta el trabajo es que CONOCES GENTE).

Antes de pasar a describir la aventura, haremos unas reflexiones previas sobre el Camino de Santiago (con la marcha que llevo, me temo que me va a salir una novela):

¿Quién no ha soñado alguna vez con hacer el Camino de Santiago?. Hay que decir que es una experiencia que no defrauda en absoluto y que, incluso, supera las expectativas.
Alguno de nosotros lo habíamos hecho ya anteriormente en bici de montaña (es un recorrido ideal para BTT) y alguna vez lo haremos andando.
Ocurre con él algo parecido a lo que ocurre con un río: si lo recorres desde fuera con un coche, lo presientes, pero no lo sientes. En cambio, si te metes dentro (en el caso del río, por ejemplo con una piragua), entonces LO VIVES, y el río o el Camino cobran toda su entidad y se te revelan. Por ejemplo ENTIENDES por qué están allí las catedrales de Burgos o León o cualquier otro monumento más humilde, como La Cruz de Ferro.
Todo el mundo sabe que el Camino de Santiago viene a ser una alegoría de la vida: lo que importa es el camino y no la meta. Cuando vas por tierras navarras, por ejemplo, parece una broma decir que vas a Santiago: Santiago está casi en el infinito, aún no te lo puedes ni imaginar en el horizonte, y lo que importa es el camino que estás haciendo en ese momento. Esto se sugería muy bien en una frase que vi escrita en un albergue de Nájera: “A Santiago no se llega, se va”.
En cuanto al Camino en sí, es una maravilla cómo va cambiando el paisaje: Navarra cercana al Pirineo, La Rioja con sus viñedos, Burgos y Palencia donde aparecen las grandes extensiones de Cereal, La Maragatería, El misterioso Bierzo y ¡por fin! Galicia, donde te sientes acogido por el paisaje.
Otra particularidad que tiene, distinta a una actividad “normal” de montaña (salvo que se trate de una gran travesía) es que todos los días, como el sol, te levantas y vas hacia el Oeste (hacia la puesta del sol), hacia el horizonte (todos los días un horizonte nuevo) y SIEMPRE VAS Y VAS, nunca vuelves, lo que te da una sensación de LIBERTAD increíble.
Y, para terminar este preámbulo, que me está quedando muy largo (pero es que la pasión me puede), hay que decir que, a pesar de que lo importante es el Camino y no la meta, la llegada a Santiago (desde que lo entrevés desde el Monte do Gozo), a la Plaza del Obradoiro, al Pórtico de la gloria, al Apóstol (con el Botafumeiro con toda su historia), es (seas creyente o no) gloriosa y digna de tal Camino (al menos a una persona mitómana como yo, se le ponen los pelos como escarpias).

Y vamos al CASAREL:
La idea y el diseño básico se la debimos a Dani, uno de nuestro grupo, buen corredor (sub. 3h en Maratón, sub. 1h20’ en Media Maratón, etc) y un maestro de la logística.
Nos juntamos ocho compañeros, y sobre todo amigos (como dije antes), de los que la mayoría éramos colegas de montaña (dónde se conoce de verdad a la gente) y de carreras desde hace muchos años. En homenaje a todos ellos, sus (nuestros) nombres fueron: Dani, Folo, Pedro, Pepe (lugar de trabajo: Valladolid), Iñaki, Patxi (lugar de trabajo: Vitoria), Jose (lugar de trabajo: Madrid) y Alain (lugar de trabajo: Clermont Ferrand, Francia). Esta variedad de lugares se debe a que la empresa en la que trabajábamos (uno se ha prejubilado desde entonces y otro se ha ido a trabajar a Runner’s World), una famosa multinacional constructora de unos muy buenos neumáticos (cuyo nombre resultará evidente cuando veáis el testigo que nos fuimos pasando), tiene centros de trabajo en muchos sitios.

Se trataba de correr sin parar, haciendo cada corredor aproximadamente 10 Km, a un ritmo tranquilo (“trote cochinero”, que llaman), cada aproximadamente 8 horas. Cada corredor hizo, aproximadamente, 100 Km. en tres días: 10 Km. x 3 relevos/día x 3 días = 90 Km, + 3 Km. de la 1ª etapa + 5 Km. de la última etapa (que corrimos conjuntamente entre todos).
Salida: Roncesvalles, 23 de Junio 2005, viernes, 16h30’.
Llegada: Santiago de Compostela, 26 de Junio 2005, domingo, 15h26’.
Tiempo total invertido: 70h26’ (algo menos de tres días). Media aproximada: 11 Km/hora.
La tarde del viernes recorrimos Navarra, cayendo la noche por Puente la Reina. De noche pasamos por el sur de Navarra, entrando en La Rioja y atravesando Logroño de madrugada. Amaneció entrando en la provincia de Burgos, que atravesamos bajo un fuerte calor, para entrar en las llanuras de Palencia y León al anochecer. Pasamos junto a la catedral de León en la madrugada del sábado y por Foncebadón y la Cruz de Ferro a media tarde. Cruzamos el Bierzo y nos recibió la niebla, en la tercera noche, al entrar a Galicia, llegando a Santiago el domingo a la hora de comer.

Como habría sido imposible aprovechar los albergues del camino para dormir (rara vez pudimos dormir más de tres horas de un tirón y en cualquier momento del día), empleamos tres autocaravanas de apoyo, conducidas por los propios corredores. En las autocaravanas podíamos, además, ducharnos de vez en cuando. Los corredores nos intercambiábamos a veces entre las autocaravanas, para no ir siempre juntos los mismos ni quedarse nunca uno sólo en una de ellas, lo que originó una planificación bastante compleja (Dani). Cada autocaravana llevaba los planos de todo el recorrido y cada corredor los de sus etapas.
La empresa nos ayudó con la “financiación” del alquiler de las autocaravanas, y nos suministró camisetas,

Imagen

frontales y chalecos reflectantes para las noches, y un botiquín para cada autocaravana. En su honor, llevamos el siguiente testigo, que nos íbamos pasando en cada relevo:

Imagen

El capítulo de la comida merece mención aparte: había que mantener buena alimentación (y, sobre todo, hidratación), procurando comer al menos 3 h. antes de la próxima etapa. A veces coincidía bien y “pillábamos” un restaurante, y la mayoría de las veces aprovechábamos una gran reserva de pasta precocida que había en cada caravana. La compra de la comida supuso también una buena planificación (y varias cajas), habiendo, sobre todo, un montón de litros de agua y de zumos.
Se planificó en unas fechas determinadas para aprovechar los días más largos del año y noches con luna llena. Se procuró que el paso por las zonas en las que se preveía más calor (Palencia) coincidiera durante la noche.

Y vamos a ver alguna imagen y alguna anécdota, desde mi punto de vista (que soy sólo uno de los ocho):

Nos dirigimos con las tres caravanas hacia Roncesvalles, parando en Aoiz para comer todos juntos (tardaríamos en reunirnos otra vez):

Imagen

¡Salida de Roncesvalles! Eran las 16h30’ del día 23-06-2005.
Hicimos, todos juntos, una primera etapa de unos 3 Km., continuando el corredor al que le tocaba el primer relevo. ¡A partir de ahí ya no se volvería a parar! A lo largo de los tres días que siguieron era curioso pensar que estuvieras donde estuvieras y fuera la hora que fuese (de día o de noche), SIEMPRE HABÍA UNO DEL EQUIPO CORRIENDO:

Imagen

Imagen

Corriendo por Navarra. Relevo en Zariqueigui, una de las pocas veces que se juntaron las tres autocaravanas:

Imagen

Relevo nocturno en Lorca. Eran curiosos los relevos nocturnos: te despertaba el despertador (o una llamada del que venía corriendo) a cualquier hora intempestiva, te vestías, salías de la autocaravana, calentabas un poco y de repente aparecía en la oscuridad una lucecilla que se iba acercando, te pasaba el testigo y ¡hala! te tocaba meterte en la noche:

Imagen

Durante una de las primeras etapas, uno de los corredores tuvo una rotura de fibra o algo similar, que se salvó como se pudo con apaños del botiquín. En la siguiente foto, del relevo en Tardajos, se ve el apaño en la pierna:

Imagen

Corriendo por tierras de Burgos:

Imagen

Llegando a Castrojeriz con VIDAL. Hay que decir que Vidal tuvo el detallazo de acompañarme, con un amigo, durante la etapa que me tocó entre Hontanas y Castrojeriz. (Se ganaron unas camisetas: era lo mínimo que se podía hacer para agradecérselo):

Imagen

Relevo en Castrojeriz ante la mirada de Vidal y su amigo:

Imagen

Relevo entrando a Palencia:

Imagen

De la noche por la provincia de Palencia me quedó una sensación maravillosa: Corriendo de Moratinos a Sahagún por una pista entre trigales segados, apagué el frontal y corrí con sólo la luz de la luna llena (se veía mejor).
El relevo en Sahagún se produjo de noche, ya muy avanzada, frente a un hotel donde había una celebración de boda y acababa de comenzar una pelea entre alguno de los asistentes, sin duda ya “azufrados” (como dijo uno de los nuestros) a aquellas horas.
Esa noche resultó también algo larga debido a que el corredor que hizo la etapa Sahagún – Bercianos del Real Camino tuvo un despiste que le obligó a hacer casi 20 Km. en lugar de los 10 previstos.

Relevo en San Miguel del Camino (ya en tierras de León):

Imagen

La colada tendida y secando:

Imagen

En la última parte del Camino recibimos el apoyo de un equipo femenino y nos favorecimos (algunos) en Foncebadón de unas sesiones de masajes muy de agradecer:

Imagen

Alcanzando el Techo del Camino: corriendo junto a La Cruz de Ferro:

Imagen

Después de atravesar El Bierzo llegó “la noche más larga”. Comenzó con una dura subida al Cebreiro (el mayor desnivel del Camino):

Imagen

Siguió con una navegación entre la niebla desde El Cebreiro al Alto do Poio:

Imagen

Y se culminó con un incidente en Sarriá, que nos pudo haber causado graves inconvenientes: Una de las autocaravanas se había aparcado a media tarde en una calle de Sarria. Había fiesta en ese pueblo (o villa) y, cuando llegó la noche, esa calle se convirtió en una calle de movida, llenándose de mesas y de gente, con lo cual, cuando quisimos sacar de allí la autocaravana, nos informaron de que hasta primeras horas de la mañana no sería posible (y nosotros no podíamos esperar, ¡había que seguir!). Llamamos a la Policía Municipal y, una vez que explicamos el caso a dos agentes, nos despejaron toda la calle y nos abrieron paso con su coche hasta la salida de Sarria. Incluso esperaron a la tercera autocaravana para orientarla al atravesar Sarria. ¡Qué bien se portaron!

Relevo en Eirexe, poco después de amanecer y después de un cafetito milagroso en un albergue de Gonzar en el que estaban amaneciendo los peregrinos “normales”. Esta etapa, que tuve al suerte de que me tocara, fue una preciosidad, por las corredoiras entre hórreos. Adelanté a un paisano con vacas que me dijo: “Así non cheigas a Santiago”.

Imagen

Relevo en Melide. ¡Aquí ya se presentía Santiago!:

Imagen

Después de casi tres días, nos volvíamos a reunir todos de nuevo en O Monte do Gozo. Aquí ya no sólo se presentía Santiago, sino que ¡se veía!.
Incluso nos permitimos, por primera vez, una paradita. Cuando el peregrino ve Santiago ya, se relaja, como para retrasar la llegada y que no se termine el Camino:

Imagen

Bajando ya todos juntos hacia Santiago (falta uno, que está haciendo la foto):

Imagen

Entrando a Santiago por la Rúa Concheiros (los de la concha = los peregrinos), por la Porta do Camiño, ...:

Imagen

Entrando en la esplendorosa plaza del Obradoiro:

Imagen

Y, ¡por fin!, ¡objetivo cumplido! Eran las 15h30’ del día 26-06-2005.

Imagen

Después vino la lógica celebración y, al día siguiente, después de tanto IR, había que VOLVER (¡qué pena!, pero satisfechos).

Otras anécdotas, ya para terminar:

Al hacer un relevo en el Puente de Piedra de Logroño nos encontramos con un peregrino extranjero al que acababan de robar, mientras dormía, su mochila con todo lo que llevaba. Lo orientamos hacia una Comisaría.

Los macarrones de uno del grupo tenían gafe, de forma que cada vez que se abría la nevera se volcaban en el suelo (hasta tres veces) y los volvíamos a recoger, con cada vez más "minerales".

En el Camino coincidimos con un equipo de italianos que, curiosamente, estaban haciéndolo de la misma forma que nosotros (más lentos, je, je: los dejamos atrás): En Santiago confraternizamos un rato con ellos.

Hubo una semi-rotura de fibra, un desfallecimiento por el calor, un tirón muscular y una uña de un pie “gangrenada”.

Hubo un par de destrozos de autocaravana (roce, piloto roto) al pasar por estrechuras de pueblos.

Hubo un relevo en el que, por un malentendido con el idioma (uno era francés), casi perdemos al corredor que teníamos que recoger.

Hubo, a veces, unas cañas indescriptibles.

Hubo, siempre, un ambiente fenomenal.

Quedó, para siempre, una sensación de algo vivido intensa y frenéticamente.

Muchas gracias si habéis conseguido llegar hasta aquí, y perdonad, que creo que se me ha ido la mano. Se lo dedico especialmente, si me lo permitís, a mis compañeros de viaje.
Última edición por Pepe García el Vie Ene 22, 2010 11:41 pm, editado 1 vez en total.

Helio
Mensajes: 1722
Registrado: Mié Dic 07, 2005 4:27 pm
Ubicación: Avilés

Mensaje por Helio » Mar Ene 23, 2007 10:57 am

Fantástico, me ha gustado mucho esta "aventura". Desde luego estas cosas tienen que dejarte una sensación especial, de las que no se olvidan; creo que lo explicas bién en el preámbulo, es algo interior.Quiza sea eso a lo que algunos llaman espiritualidad.
En cuanto al apartado físico, todo un logro, muy bién planificado y perfectamente ejecutado.
También tiene su merito la idea, ¿fué algo nuevo y espontáneo o la habiais visto ya en otro sitio?.
Aunque ya es una actividad pasada, recibe mis felicitaciones. ¿como se ve después, con la perspectiva del tiempo?.
Saludos.
Hay dos clases de hombres: los que viven hablando de las virtudes y los que se limitan a tenerlas.
Antonio Machado

Avatar de Usuario
Tolanu
Mensajes: 2041
Registrado: Mar Dic 02, 2003 7:15 pm
Ubicación: La Montaña

Mensaje por Tolanu » Mar Ene 23, 2007 1:23 pm

Pues mi enhorabuena por esta idea tan creativa y por lo que veo divertida. :lol: Os lo habéis montada muy bien con las autocarvanas y tal. Seguro que es algo que no se os olvidará nunca.

Saludos.
"Somos seres humanos, generosos, egoístas, entusiastas... y la montaña amplifica estos sentimientos".
Iván Vallejo.

Teverga
Mensajes: 1117
Registrado: Mar Ene 18, 2005 10:30 pm
Ubicación: puerto maravio

Mensaje por Teverga » Mar Ene 23, 2007 8:10 pm

Sois unos craks.Entiendo,que haciais unos 30 km diarios cada uno.Yo creo que no llegaria ni a pamplona.Enhorabuena
Un camino de mil kilometros empieza con el primer paso

Avatar de Usuario
Juanjo
Mensajes: 1796
Registrado: Sab Nov 09, 2002 5:39 pm
Ubicación: yo que se!!!!!

Mensaje por Juanjo » Mar Ene 23, 2007 8:19 pm

Me ha gustado el proyecto que hicisteis, como ex-atleta me ha alegrado mucho el ver que hay mas de un corredor por aquí.
Un saludo

Avatar de Usuario
A Díezriol
Mensajes: 3352
Registrado: Sab Abr 09, 2005 11:55 am
Ubicación: Cervera de Pisuerga

Mensaje por A Díezriol » Mar Ene 23, 2007 9:09 pm

Impresionante Pepe.

Cuantas cosas se pueden hacer con imaginación.

Cosas que quedarán para siempre en el recuerdo, dulce recuerdo.

Me alegro mucho de haber encontrado el "hilo" y de haberlo leído.

Saludos.

Avatar de Usuario
Tresconcejos
Mensajes: 1392
Registrado: Lun Nov 24, 2003 7:58 pm
Ubicación: 43º13'15"N 5º37'44"O

Mensaje por Tresconcejos » Mar Ene 23, 2007 9:31 pm

Que bien que nos hayas puesto aquí este reportaje, que recuerdos cercanos. Esta claro que es una experiencia única que merece la pena vivirla, lo hagas cómo lo hagas.
Yo lo he hecho este pasado mes de septiembre desde O Cebreiro en 5 días caminando con dos amigos gallegos, y he disfrutado tanto que ya tengo pensado volver a hacerlo en bici desde Oviedo(camino del norte).
Seguramente este símbolo de la camiseta que lleve el sabado puesta haciendo montaña te recuerde algo, jeje, cualquiera que haya hecho el camino lo comprenderá.

Imagen

Por cierto, cómo curiosidad, cada vez que voy al trabajo a diario veo una de estas.

Responder

Volver a “REPORTAJES DE ACTIVIDADES EN PICOS”