Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Reglas del Foro
Sólo reportajes, por favor. Para hacer preguntas o informar, utilice el subforo correspondiente. No se admiten actividades que sean un link a otra dirección distinta a Foropicos o Picoseuropa, a menos que sean un complemento del publicado aquí (y no al revés).
Aquí tiene las normativas generales. Por favor, respételas y, entre todos, conseguiremos un foro mejor organizado.
Responder
Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9203
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Mensaje por Pepe García » Lun May 18, 2015 9:55 pm

Viene de:
http://www.foropicos.net/viewtopic ... 18&t=30366

27-04-2015: Valladolid (7h15') - Monasterio de la Santa Espina (17h30') - 40 Km

El tiempo no estaba nada claro, había llovido por la noche y estaba todo mojado, ... ¿Sería mejor retardar la salida otro día?... Ya no, con todo preparado, ¡fuera dudas y disculpas!
Se me hizo raro salir directamente de casa, parecido a cuando en un Camino anterior salí de mi casa de Villaviciosa, pero más fuerte. Parece que cuando se coge el tren y se va uno lejos es más fácil y natural después echar a andar. Cuando sale uno de casa hay más dudas: ¿A dónde voy?, ¿merece la pena?

Imagen

Por lo menos no llovía, aunque parecía que podría hacerlo en cualquier momento.

Quise comenzar el Camino por una senda muy estrecha (casi no cabía la mochila) por la que suelo ir desde mi casa corriendo, que va pegada al Pisuerga, en busca de un puente para cruzarlo. Así ese trozo quedaría convertido en "Camino de Santiago":

Imagen

Cruzando el Pisuerga:

Imagen

El Camino que viene desde Madrid pasa por Puente Duero y Simancas, pero estando en Valladolid es absurdo retroceder hasta allí, subiría por el municipio de Arroyo de la Encomienda para enlazar con ese Camino en Ciguñuela.

Avanzando hacia Arroyo parecían hacerme un guiño gallego desde el cartel de un anuncio:

Imagen

Cruzándome con coches que entraban hacia Valladolid en horario de comienzo de jornada de trabajo:

Imagen

La primera señalización de hacia dónde iba (7 Km):

Imagen

Saliendo definitivamente de Valladolid (de hecho, ya en el municipio de Arroyo de la Encomienda), una rotonda en la que se dice "hola", a los que llegan a la ciudad, en muchos idiomas (aunque para mí sería "adiós"):

Imagen

Poco antes de coger una carreterilla que sube hacia el páramo en busca de Ciguñuela, una exageración de esas que se construyeron en los años del ¿desarrollo?, de la "burbuja inmobiliaria" más bien: un edificio para acoger oficinas y entidades públicas en el que cabrían varios ministerios y que supongo que estará casi vacío (y si estuviera lleno sería peor):

Imagen

Por la carretera hacia arriba (hay una buena subida desde el valle del Pisuerga hasta el páramo), me asaltaban más dudas, hasta que recordé aquella canción de la película "La leyenda de la Ciudad Sin Nombre" en la que, yendo en una caravana de carretas, dicen (cantando): "¿A dónde vamos? No lo sé, ¡lo importante es que ya estamos en marcha!".
Eso me dio moral, y más cuando apareció, después de un alto, Ciguñuela, el primer hito de mi Camino:

Imagen

¡Y más aún cuando me encontré con la primera de esas grandes amigas de los peregrinos!:

Imagen

Estaba claro: ¡un Camino a Santiago!:

Imagen

Y no demasiados kilómetros, aunque esos serían los que había siguiendo el Camino de Madrid por Sahagún:

Imagen

Una original y trabajada señalización, que no sabía que existiera:

Imagen

Y un cómodo recto y llano Camino, muy castellano:

Imagen

Otra más de las originales señalizaciones:

Imagen

Los únicos peregrinos a los que vi durante los tres primeros días de mi Camino: tres ciclistas que posiblemente siguieran el Camino de Madrid:

Imagen

El peso del cielo castellano. Recuerdo que durante mis primeros tiempos en Castilla esta enormidad de cielo me agobiaba. Me sentía como inerme y demasiado visible ante “los Dioses”, de los que, como bien sabían los antiguos griegos (y posiblemente también los de ahora), quizá no se puede esperar nada bueno. Para uno del norte, acostumbrado a escaquearse entre montañas, árboles, nubes, etc, resulta difícil acostumbrarse a esos cielos:

Imagen

Lo que no agobiaba nada, y resultaba muy agradable, eran los vivos y refrescantes colores primaverales de lo que más adelante serán colores secos:

Imagen

Imagen

Imagen

Otra señalización, algo perjudicada:

Imagen

Doble señal: la ciclista indicando la dirección a la carretera que baja hasta Wamba y la pedestre indicando la continuación por camino:

Imagen

Quizá hay un error en la señal de a pie, porque el camino se me terminó y tuve que bajar por un terraplén muy pendiente, herboso y muy húmedo en el que mis nuevas zapatillas me demostraron una de sus principales características: que se secan tan rápido como se mojan. Evidentemente lo primero que descubrí fue lo segundo, lo primero lo descubrí en la siguiente media hora.

Llegada al segundo pueblo, Wamba, con una estatua del rey godo del mismo nombre, que se lo da al pueblo por haber sido nombrado rey en esa localidad:

Imagen

Y buen momento para el primer cafecito (y el primer carajito) de mi Camino, en un bar "de pueblo" muy acogedor, en el que dejé recuerdos para un antiguo compañero de trabajo, con casa en Wamba, que nos agasajó muy agradablemente en una ocasión en la que fuimos a correr una carrera, los colegas y yo, en su pueblo:

Imagen

En Wamba hay una iglesia románica muy guapa:

Imagen

Y aquellas carreterillas son muy frecuentadas por ciclistas (hay mucha afición a ello en Valladolid):

Imagen

Quizá falta una "t" en el "san" ("Sant Iago"):

Imagen

Volviendo a subir al páramo mientras Wamba quedaba atrás y abajo:

Imagen

El imponente cielo (ya menos agobiante para mí que hace años), algo amenazador, pero sin soltar agua:

Imagen

Imagen

Continúa.

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9203
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Mensaje por Pepe García » Lun May 18, 2015 9:59 pm

Sigue:

Y el peregrino con sombra:

Imagen

A lo lejos, por encima de aquél mar verde, apareció el siguiente pueblo: Peñaflor de Hornija:

Imagen

Pero desde que aparece hasta que se va acercando pasa aún un buen rato:

Imagen

Imagen

Y no se deja conquistar fácilmente: justo antes de llegar hay una notable depresión que hace como de foso defensivo de lo que en su día seguramente fue una villa fuerte, con una buena cuesta de subida para acceder por fin a sus calles:

Imagen

Imagen

Buena hora para comer en la plaza del pueblo: un bocadillo y unas frutas que llevaba para este primer día:

Imagen

Y buen momento para la primera caña de mi camino. En la TV del bar oí por primera vez la noticia de la peregrina americana desaparecida por la zona de Astorga (y de la que, hasta que escribo esto, no se ha vuelto a saber nada). También comentaban en el bar sobre dos falsos peregrinos ingleses que estaban haciendo robos en el Camino de Madrid (que yo pronto abandonaría):

Imagen

La salida de Peñaflor de Hornija por el otro lado tiene otro notable desnivel (ahora de bajada):

Imagen

Atrás fue quedando la villa fuerte (que permanecería visible durante mucho tiempo) con un rebaño de ovejas pululando por su ladera:

Imagen

Imagen

Tuve suerte de ir librándome de la lluvia, que veía caer localmente, de vez en cuando, por otras partes:

Imagen

El Camino de Santiago de Madrid tiene la opción de hacer un desvío hacia la izquierda (hacia el noroeste) para pasar por el Monasterio de la Santa Espina, pero lo suyo es ir directamente hacia el norte, hacia Castromonte, por donde yo no debía ir. En un momento dado apareció señalizada la disyuntiva:

Imagen

Lo malo es que la opción de la izquierda (la mía) no estaba muy claro si dirigía por una pista asfaltada hacia el oeste o por otra de tierra hacia el noroeste. Elegí la segunda:

Imagen

Y me equivoqué: después de un largo rato aparecieron señales hacia el norte (me ayudó bastante, en esta y en otras ocasiones posteriores, una brújula que lleva mi reloj) y vi, más cerca de lo deseable, la torre de la iglesia de Castromonte, que conozco bastante bien por haberlo pintado en una ocasión:

Imagen

No quedaba más remedio que seguir por la pista hacia el oeste hasta llegar a una carretera que, según mi mapa, debía encontrar. Por fin la encontré y fui desandando camino por ella hacia el sur para buscar la desviación a la Santa Espina.
En esas estaba cuando me alcanzó un camión, cuyo conductor tuvo la amabilidad (mucha buena gente se encuentra por los Caminos) de pararse para informarme de que, si iba a Santiago (bastante probable por la concha de vieira colgada de la mochila), iba en dirección contraria. Cuando le dije que iba por la Santa Espina lo entendió y me dijo que era una pena que él no fuera hacia allí, porque me llevaría. Se lo agradecí, diciéndole que yo, en cualquier caso, "debía" ir andando:

Imagen

Después de algo más de un Km, la desviación:

Imagen

Una larguísima recta que se fue haciendo ya pesada a aquellas horas del día (aunque la tarde se había quedado muy agradable):

Imagen

Y, por fin, ¡el Monasterio de la Santa Espina!:

Imagen

Noticias de algo por lo que pasaría al día siguiente:

Imagen

El monasterio, de origen cisterciense (que recuerda a otro que vería más adelante en este Camino y a otro visto anteriormente en otro, de los que ya hablaré) está dedicado hoy día a formaciones agrarias. Lo visité un poco, también para informarme sobre un albergue, que tenía entendido que existía en el pueblo:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

El "albergue" era un local social de usos múltiples, pero con colchoneta y duchas. Más que suficiente. Y para mi solo:

Imagen

Imagen

Imagen

Gestionaban el albergue los mismos que llevan un bar en el pequeño pueblo que hay junto al monasterio.
Inicio de las rutinas y disciplinas que hay que seguir en el Camino: lavar la ropa usada.
La cena, en el mismo bar, donde me apañaron un plato combinado de esos tan apetitosos con hambre: patatas y huevos fritos, ensalada, ...

Estaba contento, había solventado bien (aún con alguna equivocación) la que quizá era la etapa clave de las tres de mi Camino "inventado". Pero tenía unas sensaciones raras: después de un día andando me parecía estar muy cerca de mi casa (en coche ni media hora de viaje). ¿Qué hacía allí, y solo? Casi daban ganas de llamar a la familia para que me llevaran a CASA.
Posiblemente la mejor solución sería seguir alejándome, para que el viaje comenzara a tener sentido.
Veríamos. De momento convenía descansar y dormir.
Pero antes pedí cierta información sobre lo del día siguiente, que -como veremos- me trajo más perjuicios que beneficios.

Continúa en:
http://www.foropicos.net/viewtopic ... 18&t=30379
Última edición por Pepe García el Mié May 20, 2015 4:18 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Pocholo
Mensajes: 7197
Registrado: Vie Abr 21, 2006 12:23 pm
Ubicación: La Coruña
Contactar:

Re: Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Mensaje por Pocholo » Mié May 20, 2015 6:27 am

Nada de volver a casa (ya se que no las hecho, jajaja)
Si eso, a cenar, y vuelta para el albergue
Esto marcha ;)

Avatar de Usuario
ilex
Mensajes: 241
Registrado: Jue Nov 27, 2008 11:21 am

Re: Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Mensaje por ilex » Mié May 20, 2015 10:58 am

Pepe García escribió: El peso del cielo castellano. Recuerdo que durante mis primeros tiempos en Castilla esta enormidad de cielo me agobiaba. Me sentía como inerme y demasiado visible ante “los Dioses”, de los que, como bien sabían los antiguos griegos (y posiblemente también los de ahora), quizá no se puede esperar nada bueno. Para uno del norte, acostumbrado a escaquearse entre montañas, árboles, nubes, etc, resulta difícil acostumbrarse a esos cielos:
Imagen
¡Lo has clavado!
Buenísima reflexión con esa foto ilustrando perfectamente las sensaciones que describes kk2:) kk2:)
Yo, que soy y vivo en tierras castellanas, nunca me había parado a pensar en ello. Lo que sí está claro en mi caso, que tanto me apasiona el norte, es que cada vez que puedo escaparme vivo en un estado de euforia y alegría constante. El cielo, los recovecos, árboles, nubes, montañas... Todo me hace estar con los sentidos alerta, los ojos como platos y señalando con el dedo y la boca abierta, como una niña pequeña, todo lo que me rodea.
En el norte siempre puedo descubrir y sorprenderme, y seguir descubriendo y no parar de sorprenderme nunca.
Entiendo lo aplastante que será acostumbrarse "a estos cielos".

Pepe García escribió: Estaba contento, había solventado bien (aún con alguna equivocación) la que quizá era la etapa clave de las tres de mi Camino "inventado". Pero tenía unas sensaciones raras: después de un día andando me parecía estar muy cerca de mi casa (en coche ni media hora de viaje). ¿Qué hacía allí, y solo? Casi daban ganas de llamar a la familia para que me llevaran a CASA.
Posiblemente la mejor solución sería seguir alejándome, para que el viaje comenzara a tener sentido.
Veríamos. De momento convenía descansar y dormir.
...
Qué paradoja, ¿no?
Bueno, con esas "botas de siete leguas" y sabiendo como te las gastas en estos fregaos del Camino, seguro que tardaste poco en poner, literalmente, tierra de por medio. Otra cosa es la sensación y el sentimiento de uno... ;)

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9203
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Mensaje por Pepe García » Mié May 20, 2015 3:55 pm

Seguimos en marcha, Pocholo ;)

Me han gustado mucho tus comentarios, ilex, gracias.
Por supuesto a mi me gustan todo tipo de paisajes, desde los más frondosos y húmedos hasta los más resecos. Cada uno tiene su particular belleza, y me gustan los contrastes.
Curiosamente, en la siguiente etapa se me fue más la olla con lo de los cielos.

Saludos a ambos.

Avatar de Usuario
frajam
Mensajes: 3628
Registrado: Mar May 15, 2007 9:02 pm
Ubicación: Palencia

Re: Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Mensaje por frajam » Lun May 25, 2015 6:37 am

Curioso lo de los cielos.

Para uno que nació y ha vivido siempre en tierras castellanas le parece curioso que a los paisanos del norte os sorprenda, os guste, os sobrecoja este paisaje plano de horizontes lejanos.
Esa sensación es algo que descubrí con visitas de gentes de Bilbao y Asturias a los que subía al mirador de Capos en Autilla desde donde se ven llanuras hasta 100Km más allá donde ya aparece la Cordillera Cantábrica.

Supongo que el estar aquí siempre hace que no nos demos cuenta de ello, y lo que buscamos es el paisaje de montaña.

Desde luego, cuando pienso en los caminantes atravesando mi provincia en pleno verano.....buffff....que calorina....que aburriemiento....ver un puieblo a lo lejos y no llegar nunca....esas eternas rectas.....

Avatar de Usuario
Pepe García
Mensajes: 9203
Registrado: Mié Nov 30, 2005 11:38 pm
Ubicación: Asturianu en Valladolid

Re: Valladolid a Santiago por el Camino Sanabrés - Etapa 1

Mensaje por Pepe García » Lun May 25, 2015 3:09 pm

frajam escribió:Desde luego, cuando pienso en los caminantes atravesando mi provincia en pleno verano.....buffff....que calorina....que aburriemiento....ver un puieblo a lo lejos y no llegar nunca....esas eternas rectas.....
Bueno, Javi, también tienen su encanto, hay mucho tiempo para pensar, sin nada que te distraiga ;)

Responder

Volver a “OTROS (PIRINEOS, GREDOS, ...)”